El terrorismo fomentado desde el extranjero es lo que obstaculiza la instauración de la paz en Siria. Esta es la opinión de varios analistas políticos y miembros de la oposición en el país árabe. Damasco, la capital de Siria, cuna de paz y estabilidad, sufrió de nuevo un golpe que volvió a recordar la crisis que vive el país. Un atentado en un barrio residencial el 10 de mayo, derrumbó la vida de numerosas familias. Hace 14 meses el levantamiento popular comenzó con las manifestaciones pacíficas que pedían más democracia. Pero en el proceso participan numerosos grupos: políticos y apolíticos, armados y desarmados, internos y los que actúan desde exterior. El caos en el que se sumergió la nación hizo posible no sólo la participación en el conflicto de varios países árabes y occidentales que persiguen sus intereses en la región, sino también abrió muchas posibilidades para los ataques como este. “Ahora esto resulta ser un problema, es un dilema para los sirios que la política del régimen dio la oportunidad a que todo el mundo interfiera en el asunto sirio. Sea por el suministro de armas o el envío de dinero o la ayuda con combatientes y terroristas”, dijo Abdul-Aziz al-Kheir, portavoz del Comité Nacional de Coordinación de las Fuerzas de Cambio Democrático. Leer más: actualidad.rt.com Siganos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.