EE. UU. envía a sus expertos a la India para tratar de convencer al país asiático de que recorte sus importaciones de petróleo desde Irán como parte de la campaña impulsada por Washington contra el programa nuclear de Teherán. EE. UU. envía a sus expertos a la India para tratar de convencer al país asiático de recortar sus importaciones de petróleo desde Irán como parte de la campaña lanzada por Washington para boicotear el programa nuclear desarrollado por Teherán. La misión norteamericana, encabezada por el coordinador de Asuntos Internacionales de Energía de EE. UU., Carlos Pascual, llega a Nueva Delhi tras la reciente visita a India de la secretaria de Estado. La jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, no perdió la ocasión para presionar a los dirigentes hindúes para que sigan el ejemplo de Washington y de varios países europeos, que ya han impuesto sanciones contra el crudo iraní. EE. UU. asegura que en el marco de su programa nuclear pacífico Irán puede estar desarrollando armas nucleares, aunque muchos expertos internacionales e incluso norteamericanos lo descarten. Durante la visita de Clinton, el canciller hindú, Somanahalli Krishna, dio a entender que de momento el Gobierno indio no está dispuesto a unirse a las medidas unilaterales de EE. UU. y la Unión Europea. Esta vez, los especialistas tratarán de enseñar a la India las supuestas ventajas de otros exportadores de petróleo como Irak o Arabia Saudita y las bondades de las fuentes alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.