Aumentan huelguistas

Cuatro personas ingresan hoy a su segundo día de huelga de hambre en las oficinas centrales de AeroSur y el futuro de su medida depende de las negociaciones entre los accionistas de la aerolínea y el empresario estadounidense William Petty. Según versiones extraoficiales, los directivos de AeroSur no están conformes con la carta de intenciones que les presentó Petty, presidente de Franklin Mining INc Bolivia y que pide ser el accionista mayoritario para salvar de la quiebra a la empresa.

Juan Carlos Quiroga, portavoz de Petty, afirmó que hoy se reunirán con los ejecutivos de la aerolínea y estima que se tendrán resultados favorables.

Por su parte, uno de los accionistas de la compañía aérea, Sergio Asbún, señaló que no hay aún nada concreto sobre el contrato con Petty y que depende de la reunión de hoy para conocer sobre una posible solución.

Las medidas continúan. Por su parte, en la oficina central de AeroSur se respira un aire de incertidumbre porque los trabajadores y un grupo de pasajeros que se han visto perjudicados por la suspensión de los vuelos internacionales están desesperados por conocer cuál es la posición de los ejecutivos de la empresa.

Giovanna Montaño, una de las trabajadoras que desde hace siete meses no percibe sueldo, manifestó que las medidas de presión como bloquear la avenida Irala, frente a las oficinas centrales, y la huelga se mantienen.

“Mientras unos compañeros hacen huelga, nosotros permanecemos en vigilia. No es posible que no se conmuevan, si todavía estamos aquí es porque tampoco podemos dejar nuestras fuentes de trabajo, no queremos perder nuestros beneficios, además no pueden dejarnos en la calle”, señaló.

Ayer por la mañana eran cuatro los huelguistas, tres pasajeros que están desesperados por volver a sus fuentes de trabajo en España. Marcela Malboa, Héctor Sánchez y Teresa Mamani Choque viven todo un drama porque además del deseo de estar con sus hijos, ya no tienen dinero para mantener su estadía en Santa Cruz.

“Estoy aquí, no nos dicen cuándo vamos a volver, nos tienen de fecha en fecha, yo tenía que retornar el 9 de mayo y ahora me dicen que el 15 de junio. Yo vivo en Barcelona y somos cuatro, yo trabajo cuidando a una persona mayor y mi marido es pintor y mi hija no está yendo a clases”, se lamentó Teresa Mamani.

Por su parte, Marcela Malboa tenía que estar ya trabajando en Albacete como camarera, pero como no retornó en el tiempo previsto, el 14 de abril, perdió su empleo.

“Yo tengo residencia, pero tenía que hacer un juramento de bandera el 16 de abril y también tenía que realizar un trámite de reagrupación familiar para llevarme a mi hija y sigo aquí. Puedo perder todo. Tanto he trabajado, me esfuerzo por salir adelante y que en mi país me perjudiquen así es para no creerlo”, protestó la joven madre.

Asimismo, el español Héctor Sánchez, que es otro de los huelguistas, señaló que no va a desistir en su posición hasta que no le devuelvan el dinero o lo embarquen en otro vuelo para volver a su tierra.

“Pagué 1.200 euros para que mi esposa vuelva a España, ella es boliviana y yo no puedo hacerlo porque ya no tengo dinero, soy policía y puedo perder mi empleo, pido que no jueguen con la necesidad de personas que nos ganamos el pan del día trabajando”, se quejó el europeo.

Por último, Pedro Lusquiño, que trabaja en el área de mantenimiento de AeroSur, dijo que decidió sumarse a la huelga porque ya no tiene cómo ayudar a su familia para el sustento del día.

En La Paz suman 14 los huelguistas y en Cochabamba se mantienen en vigilia cerca de 100 trabajadores.

Años de trayectoria. Para Óscar Torrico, la situación de la aerolínea es una pesadilla, este hombre le ha dado 15 años de su vida a AeroSur y lamenta que los accionistas no hubiesen actuado con responsabilidad para evitar que esta situación cada día empeore. “Hemos sido fieles y leales a esta empresa, hemos cuidado nuestra fuente de trabajo y ahora estamos obligados hasta a hacer picardías en la empresa. Es increíble que ocurriera lo mismo que con el Lloyd”, reclamó Torrico, que trabaja en el área de almacén y mantenimiento. También Víctor Choque, otro trabajador, lamentó escuchar los testimonios de sus colegas, ya que le duele saber cómo están sufriendo. “Yo soy soltero y siento necesidades, pero me las busco, hay otros colegas que ambos trabajan aquí y tienen hijos, es lamentable que no se pongan la mano al pecho y resuelvan este problema”, indicó Choque.

Se supo también que hay empleados que deben alquileres y préstamos bancarios y que se las están dando de taxistas y de vendedores de productos para subsistir.

“Un trabajo es digno siempre y cuando se lo haga sin robar, pero imagínese, aquí son profesionales, que apostaron por el crecimiento de una empresa y de esta manera les pagan. Esta situación no es de ahora, viene desde hace más de cuatro años, pero por temor a las represalias nos hemos callado”,manifestó un trabajador que evitó dar su nombre.

Hasta el cierre de esta edición, el movimiento se mantenía.

Un comunicado de prensa da cuenta que para hoy, a las 10:30, William Petty dará una conferencia de prensa y atenderá las inquietudes de los periodistas sobre el contrato que quiere firmar con AeroSur.

“Estoy por perder mi trabajo y nadie me da una solución.
Vine a Bolivia con mi esposa y mi hija, ahora no tengo dinero y exijo que los ejecutivos respondan. Hasta ahora nadie me ha dado una respuesta favorable’.

Héctor Sánchez
Pasajero Afectado

“Somos una familia de cuatro personas, estoy desesperada porque mi esposo y yo no sabemos cómo irnos.
Está en riesgo nuestro trabajo, no puedo creer que mi país me haga esto, yo salí de aquí por la falta de oportunidades’.

Teresa Mamani
Pasajera y Huelguista

“Perdí mi trabajo y tengo miedo de perder la oportunidad de llevarme a mi hija, porque estoy tramitando sus papeles.
Definitivamente Bolivia es un país con muchos conflictos, que es incapaz de apoyar a su gente, de verla crecer y triunfar en el extranjero’.

Marcela Malboa
Pasajera Afectada

Inversiones
Franklin Mining trabaja desde el 2004 en Bolivia

Minera. La empresa, en donde William Petty es asesor general, viene trabajando desde hace varios años con la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) en varias concesiones realizadas por el actual Gobierno.

Operará la mina la joya. Esta concesión que se realizará por parte del Gobierno abarca 2.700 hectáreas. Según el portal de la empresa, serán transferidos de la Cooperativa Aurífera Nueva La Joya Ltda. En ella explotarán estaño y zinc.

También trabajarán la escala. En esta mina, ubicada en el departamento de Potosí, compartirá la mitad de las acciones con la Comibol (20%) y la Cooperativa minera Inti Ltda (30%), según indica su portal, donde explotarán zinc y plata.
Además, la compañía está realizando el estudio de impacto ambiental en este complejo minero.

Fuente: El Día

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.