Exigen abrogación del 1126

La Comisión Nacional de Salud a la cabeza del Colegio Médico de Bolivia resolvió rechazar el decreto supremo 1232, aprobado ayer por el gabinete de ministros del presidente Evo Morales, que dispone la suspensión e inaplicabilidad de la norma 1126 que restituye las ocho horas de trabajo para el sector de salud pública.

La decisión fue comunicada por el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Alfonso Barrios, tras una reunión que sostuvieron los galenos durante varias horas en instalaciones del Complejo Hospitalario de Miraflores de la ciudad de La Paz.

Indicó que se resolvió pedir al gobierno que solicite a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), una opinión consultiva vinculante sobre los decretos supremos 1126 y 1232.

“Como una señal de apertura para demostrar a la opinión pública nacional e internacional que no se trata de un capricho para defender injustos privilegios con la garantía de la defensoría del pueblo y de la asamblea permanente de los derechos humanos, planteamos que el gobierno nacional el día de mañana pida a la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA una opinión consultiva vinculante sobre los decretos 1126 y 1232”, se lee en el texto de la resolución de los galenos.

Barrios señaló que si ese organismo internacional considera legal ambos decreto los médicos inmediatamente suspenderán sus medidas de presión y retornarán a sus fuentes de trabajo, entre tanto, continuará la huelga general indefinida y las movilizaciones.

Fuente: Erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.