Ayer médicos regresaron a atender a pacientes

Tras el acuerdo entre el Gobierno y los profesionales en salud el viernes pasado, la atención médica en los hospitales públicos y de la seguridad social volvió ayer a la normalidad con la apertura de los consultorios externos para distintas especialidades, además de la habilitación de laboratorios y salas de ecografía donde se brindó atención regular a los pacientes.

En el Hospital Obrero, perteneciente a la Caja Nacional de Salud, la atención programada de personas para consulta externa se regularizó. Durante la huelga general indefinida esta área estuvo cerrada y sólo se asistió a la gente en la sala de emergencias.

La responsable de estadística del Hospital Obrero, Yesmi Villanueva, indicó que durante el paro no se emitieron fichas para consultas externas. Se calcula que con el levantamiento de las medidas de presión se entreguen al día entre 260 y 300, como sucedía antes de la huelga.

“Cada médico atendía entre 28 y 32 pacientes/día en cada uno de los consultorios externos. Esto entre consultas nuevas y reconsultas”.

El paro médico en rechazo al decreto 1126 que incrementaba la jornada laboral de seis a ocho horas a los galenos y trabajadores de salud del sistema público y de seguridad social se inició el 28 de marzo y culminó el 19 de mayo, tras un acuerdo entre la dirigencia y el Gobierno.

Wilfredo Álvarez, paciente del consultorio tres para cirugía vascular del Hospital Obrero, comentó ayer que su cita con el médico se venció en abril, cuando el paro aún continuaba. Por eso no fue atendido y debió esperar que acabara el conflicto. “Hoy (ayer) no tenía cita pero vine para que me reprogramen, pero como no hay mucha gente me dijeron que me atenderán hoy”, comentó el paciente.

En el Hospital Obrero la huelga en rechazo al decreto fue acatada, principalmente, por los médicos y no así por los trabajadores en salud, que se sumaron a los paros convocados por la Central Obrera Boliviana entre abril y mayo, durante seis días.

En el Hospital de Clínicas, del sistema público y de tercer nivel, la atención a pacientes se regularizó desde ayer. La gente hizo filas desde muy temprano para comprar alguna ficha.

Algunas personas que esperaban en las puertas de los consultorios externos comentaron a este diario que recién el fin de semana se enteraron de la solución al conflicto médico.

Francisca Mendoza llegó a las 7:00 al consultorio de medicina general para ser asistida por una gripe que tiene hace 15 días. Antes había ido a emergencias, pero ahí le dijeron que su problema era de menor importancia. Comentó que necesita sanarse para luego someterse a una cirugía de vesícula.

Fuente: Página Siete

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.