Exigen la liberación de los dirigentes estudiantiles

Jarlin Coca, ejecutivo de Federación Universitaria Local (FUL) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) junto a los universitarios Cristian Vargas y Alfonso Zeballos fueron liberados ayer luego de la audiencia cautelar a cargo de la jueza Rosario Butrón.

Tras su liberación, Coca anunció que hoy comenzarán una huelga de hambre solicitando la libertad de los dos universitarios detenidos en la cárcel de San Antonio y en protesta por el incumplimiento del Gobierno al compromiso de dejar sin efecto las acciones judiciales contra los estudiantes.

Acusaciones

Coca y sus compañeros fueron detenidos el sábado luego de ser acusados de resistirse al arresto y de intentar liberar a dos estudiantes, acusados por el Ministerio Público de destruir bienes del Estado, por los daños ocasionados al inmueble de la Gobernación de Cochabamba.

La jueza dijo que los acusados están en libertad, pero que deberán presentarse ante el Ministerio Público para firmar cada 15 días. Tienen prohibido acercarse a la cárcel de San Antonio, comunicarse con los estudiantes que están detenidos allí. Tampoco pueden acercase y menos hostigar a las autoridades que brindaron información para la detención.

Incumplimiento

Según el informe que se presentó en la audiencia, los acusados, la tarde del sábado, “con actitud agresiva y violenta” habrían tratado de forzar la salida del penal para facilitar la fuga de dos estudiantes; y que cuando se los quiso sacar “estos insultaron a los policías” y se resistieron.

Coca reclamó que no se está cumpliendo con el acuerdo de 11 puntos que se firmó el sábado en la mañana entre el Ministerio de Salud, médicos, trabajadores en salud, estudiantes universitarios y Gobierno, en La Paz.

Defensa

El punto 6 del convenio menciona que “a partir de la firma del acuerdo el Gobierno nacional se compromete a no realizar acciones judiciales contra estudiantes, dirigentes” y otros.

“Huelgas, movilizaciones, estudiantes golpeados, reprimidos e intoxicados con gases y detenidos por la Policía son algunas de las consecuencias de defender el derecho a la protesta que es lo que, en realidad, está en juego”, puntualizaron dirigentes de la Federación Universitaria Local (FUL).

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.