La Policía Departamental de Potosí inició una querella criminal por ocho delitos contra el líder indígena
del norte potosino, Cancio Rojas, que es el principal sospechoso de la violencia desatada la semana pasada en la zona minera de Mallku Khota.
Secuestro, desobediencia a la autoridad, resistencia a la autoridad, amenazas, coacción, asociación delictuosa, robo y robo agravado son los delitos descritos en el memorial presentado al Ministerio Público por el comandante departamental de Policía, coronel Alberto Armaly.
También Paulino Colque Mamani está acusado por los mismo delitos que habría cometido Rojas; sin embargo, es buscado con un mandamiento de aprehensión, además de otros dirigentes, según los datos obtenidos.
El documento hace referencia a la presunta agresión y tortura de la cual fue objeto el policía José Carlos Maso quien fue retenido dos días por la turba de comunarios que se oponen a que la empresa canadiense South American Silver opere en el cerro Mallku Khota.
Asimismo, por robo agravado del cual presuntamente fue objeto el policía Guillermo Paillo quien tenía en su poder todo el sueldo de abril. Según los datos obtenidos por el Potosí, los comunarios le arrebataron su dinero y con ello pretendieron comprar coca, cigarro y trago.
“En ese sentido nosotros hemos presentado la querella al Ministerio Público para que a través de esa instancia se haga la investigación correspondiente y se pueda sancionar al (presunto) autor de este hecho”, expresó Armaly Rasguido.
El conflicto en Mallku Khota se desató a raíz de una orden de aprehensión contra Paulino Choque Mamani a denuncia de la empresa canadiense. Por ello también la querella es dirigida contra esa persona.
Se prevé que hoy se desarrolle la audiencia de medidas cautelares en virtud que hasta anoche presuntamente la Fiscalía no presentó la imputación formal contra el líder indígena.
El traslado

El líder indígena Cancio Rojas fue detenido a las 11:00 del día lunes en el centro paceño por una orden de aprehensión que se emitió desde el Ministerio Público de Potosí. Desde esa hora, recién llegó a las 17:00 a la Villa Imperial para que el fiscal asignado a la investigación de los violentos sucesos ocurridos en Mallku Khota, Trifón Romero tomó sus declaraciones informativas. Se conoce que el vehículo con placa de control 1818RAI Nisan Patrol le trasladó desde La Paz a las 10:00.
Una vez que llegó a la Policía fue imposible conversar con él debido a que hubo un fuerte cerco policial para que la prensa no pueda hablar con la autoridad originaria del norte potosino.
El líder indígena quería hablar con la prensa pero los siete policías que le custodiaban le jalaron de los brazos para que no emita ninguna declaración. Es más a dos metros de la celda de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), como nunca, hubo un cerco policial que impedía a la prensa hablar con Cancio Rojas. Se desconoce quién dio la orden para impedir que coarten su libre expresión.
Apenas pudo decir a el Potosí lo siguiente: “Estoy ilegalmente detenido, solo estoy defendiendo el agua de las lagunas de Mallku Khota”.

Fuente: El Potosí

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.