UMSS en emergencia

Al final la tarde de ayer, la jueza Rosario Butrón fijó para el viernes, a las 9:30, en el juzgado número siete del Palacio de Justicia, la audiencia que determinará la liberación o privación de libertad de los dos estudiantes detenidos de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) en el penal de San Antonio.

Henry Pinto, abogado de la Federación Universitaria Local (FUL), informó que el decreto que fijaba la hora, fecha y lugar de la audiencia le fue notificado a las 17:00 de ayer.

Pinto explicó que la audiencia no pudo ser adelantada por la jueza debido a la recarga de trabajo que día a día registra el juzgado.

Sin embargo, explicó que el viernes por la mañana se presentará ante el juzgado para mostrar el convenio firmado por la Gobernación y la FUL, como un elemento nuevo en el proceso, mediante el cual el gobierno departamental desiste de sus medidas legales.

Sobre la legalidad del convenio, explicó que se trata de un elemento jurídico válido, mediante el cual no habría ninguna posibilidad de impedir la liberad de los dos estudiantes aún detenidos.

Hasta ayer, la cantidad de piquetes de huelga en la UMSS ascendieron de cinco a siete. Las carreras de Arquitectura, Economía, Bioquímica, Odontología, Nutrición, Enfermería son sedes de piquetes, además de una instalada en el Rectorado.

“En caso de que no se los libere (a los estudiantes detenidos) vamos a pedir a todo el sistema de universidades que intervenga y también se movilice”, anunció Lucio Gonzales, rector de la casa superior de estudios.

Por su parte, Bernardo López, máxima autoridad de la Federación Universitaria Docente (FUD), determinó que el sector asumirá medidas de presión en caso de que el gobierno departamental no cumpla el convenio.

De igual manera, el sindicato de trabajadores administrativos de la UMSS anunció que asumirá la huelga como medida de presión, en caso de que los estudiantes no sean liberados.

Jarlin Coca, dirigente de la FUL, anunció para hoy la realización de una asamblea y una marcha de protesta a las 09:00, que tendrá como punto de concentración las calles Jordán y Oquendo.

Recalcó que en caso de que los estudiantes no sean liberados, volverán a las calles en señal de protesta. “Volveremos a las calles, que el gobierno (departamental) prepare sus cárceles porque no le van a alcanzar para meter a todos los estudiantes y docentes”, dijo.

Harán prevalecer convenio

“¡Libertad!”. Era el pedido de cientos de estudiantes que, acompañados de los docentes, administrativos y autoridades de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), ayer salieron a las calles de la ciudad para exigir a las autoridades la liberación de dos universitarios aún detenidos en el penal de San Antonio.

El martes, los dirigentes de la Federación Universitaria Local (FUL), la Gobernación y los abogados de ambas partes firmaron un convenio por medio del cual el gobierno departamental desistía de una acción judicial en contra de los dos estudiantes detenidos y los más de 20 procesados.

Sin embargo, hasta ayer, la liberación de los dos estudiantes del penal de San Antonio no fue concretada.

“Christian, Alfonso, no están solos”, era el estribillo de apoyo que autoridades, administrativos, docentes, estudiantes y amigos de los universitarios repetían a voz en cuello.

Con las bocas amordazadas y cadenas de papel en las manos, los dirigentes de la FUL, estudiantes, docentes y administrativos de la UMSS, simbolizaban la penalización de la protesta de la cual se sienten víctimas.

Además, denunciaron el incumplimiento del convenio entre el Gobierno y el sector salud, que establece en su punto seis cero detenciones para todos aquellos que participaron en las movilizaciones por la abrogación del Decreto 1126.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.