Con lagrimas en los ojos recordaron represión

Los indígenas que componen la IX marcha en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) realizaron ayer un acto de desagravio y repudio a la intervención policial contra los marchistas, ocurrida el año pasado en Yucumo.

También decidieron esperar hasta hoy al presidente, Evo Morales, en Chaparina del Beni para instalar el diálogo sobre la atención de sus demandas, caso contrario reanudarán la caminata rumbo a la ciudad de La Paz, según reporte de la red Erbol.

Los marchistas plantaron cuatro cruces en la propiedad de Altamira para recordar a los indígenas que perecieron en la movilización de la pasada gestión: el niño Pedro Moye, el dirigente chiquitano Juan Uche, Eddy Martínez y el bebé que perdió la representante de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), Nazaret Flores, tras un aborto provocado por los golpes que recibió de los policías, reportó la red Erbol.

Los marchistas pidieron justicia al Gobierno. La presidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB), Judith Rivero, manifestó que los indígenas están de pie pese a “las burlas del Gobierno” y exigen que sus demandas sean escuchadas.

Miguel Ángel Uche, padre del dirigente fallecido, y Nazareth Flores intervinieron en el acto de repudio y los indígenas no pudieron contener las lágrimas, por las palabras que rememoraron los hechos de 2011.

El Gobierno anunció que no dialogará con la dirigencia de la novena marcha, porque considera que la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) no tiene una posición única de sus afiliadas ni de los corregidores del Isiboro Sécure.

Dirigentes presentes

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, denunció ayer que solo cuatro corregidores de las comunidades del TIPNIS participan de la IX marcha, pero la Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB) desmintió esta versión.

La autoridad gubernamental en conferencia de prensa afirmó que “más de 60 corregidores que son los que tienen que definir su posición sobre la consulta están en su territorio y tres o cuatro están en la marcha”. También planteó que solo una o dos regionales participan en la movilización, mientras que el 90% trabaja en su territorio y está conversando con el Gobierno.

Sin embargo, el vocero de la organización indígena de tierras bajas, Lázaro Tacoo, calificó de “mentiroso” al ministro de la Presidencia por falsear la información en relación a la presencia de habitantes y dirigentes del TIPNIS en la caminata.

Rechazó las denuncias y dio a conocer que hasta la semana pasada habían al menos 30 corregidores de las comunidades del Isiboro Sécure. Según reportes de medios de comunicación desplazados a la IX marcha, hay al menos 500 marchistas hombres, mujeres, niños y ancianos.

Fuente: Página Siete

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.