En la guerra de datos y rumores que hay en esta capital sobre la salud del presidente venezolano, Hugo Chávez, alguien hizo lo que nadie nunca hace: salió en voz alta a dar información proveniente de una fuente “muy cercana al mandatario”.

El giro corrió por cuenta del ex presentador estrella de la cadena CBS Dan Rather, que anunció que una fuente cercana al presidente le confió que el cáncer”entró en etapa terminal”, con un sombrío pronóstico “de dos meses de vida como máximo”.

Retirado de la cadena por la puerta de atrás tras admitir que no tenía fuentes para una supuesta noticia sobre el ex presidente George Bush, a sus 80 años, Rather cuenta ahora la información que obtiene desde el living de su casa, en Texas. Muchos consideran que sus pistas dejaron hace rato de ser certeras. Otros le siguen prestando atención.

Eso ocurrió, por lo pronto, con su curioso parte sobre la salud de Chávez; largamente repetido en sitios de Internet, tal vez por el hecho de que Rather sea uno de los pocos que aquí informaron en inglés y con nombre y apellido sobre el asunto.

Algo muy distinto de lo que ocurre en Venezuela, donde, desde el inicio de la enfermedad del presidente, el año pasado, el periodista Nelson Bocaranda se ha consagrado como uno de los pocos capaces de perforar el hermético control oficial sobre la salud de Chávez.

Su cuenta de Twitter -especializada en la salud del bolivariano- tiene más de 670.000 seguidores en todo el mundo, un número que creció mucho luego de que, semanas atrás, anticipara en mucho la noticia sobre el nuevo viaje a La Habana por recurrencia de la enfermedad.

Con el característico “a este periodista se le ha dicho” con que, hasta el abrupto final de 2006, solía empezar sus “informes exclusivos” ante las cámaras, Rather saltó ayer, por primera vez en sus décadas de profesión, a la arena informativa sobre la salud de Chávez.

Lo que -según sus palabras- “se le dijo” es que el “cáncer con metástasis” que sufre el venezolano “ingresó ya en su estadio final” y que el pronóstico médico no le daría aliento sino “para un par de meses más, como mucho” de vida.

“Sólo hay una fuente para este dato. Es una persona en la que este periodista confía mucho. Pero que quede claro que, hasta ahora, hay sólo una fuente”, previno el propio Rather, al relativizar la información que él mismo daba.

La versión se repitió rápidamente en medios online. Una corriente posiblemente alimentada no sólo por la gimnasia de quienes aún confían en los “datos” de Rather como en la sensibilidad que existe ante las noticias sobre la salud del líder bolivariano.

No todos le dieron crédito. “En los últimos días, la información sobre Chávez ha sido confusa. Por un lado siguen los rumores; por el otro, se lo ve con muchísima vitalidad y claridad”, comentó anoche a LA NACION un lobbista de temas regionales.

De hecho, Chávez reapareció ayer cuando la radio y la televisión venezolanas dieron cuenta de la extensa reunión de gabinete que presidió durante cuatro horas. A su término, dio muestras de buen ánimo con ironías hacia sus opositores políticos.

“Ellos volverán a gobernar en Venezuela el día en que Tarzán de los monos aparezca con la mona Chita en la plaza Caracas”, dijo, en una figura descalificadora, característica de su prosa cotidiana.

Fue, de hecho, una de las apariciones más largas que protagonizó desde que regresó de Cuba, el 11 del actual, ocasión en que anunció la finalización de un tratamiento de quimioterapia.

El temple mostrado ayer parecía el del Chávez de los mejores momentos en los 13 años que lleva en el poder en Caracas. “De modo general, puedo decir que la salud de un jefe de Estado siempre es motivo de preocupación”, dijo, días atrás, el canciller brasileño, Antonio Patriota.

El Departamento de Estado ha sido cauto cada vez que se le requirió información acerca de la salud del venezolano. La información y los rumores más abultados, casi siempre de tono oscuro, suelen provenir de Roger Noriega, ex subsecretario para el Hemisferio Occidental de George W. Bush.

Chávez, de 57 años, insiste en que será candidato en las elecciones del 7 de octubre , en las que enfrentará a Henrique Capriles..

Fuente: lanacion.com.ar

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.