Exigen retiro de empresa de explotación minera

Después de tres días de marcha, con el pedido de la salida de la empresa canadiense South American Silver, los indígenas de la comunidad Mallku Khota, del norte de Potosí, caminaron por tres días y ayer hicieron trasbordo en buses y camiones desde cercanías a Uncía (Potosí) hasta Caracollo (Oruro). Desde esta última población la marcha partirá hoy hacia La Paz.

Además de la salida de la minera canadiense, el contingente de al menos 500 comunarios pide que la reserva mineral de plata, zinc e indio, que se encuentra en sus comunidades, sea explotada por ellos mismos.

“Estamos pidiendo la anulación de la concesión minera de Mallku Khota. Los pueblos indígenas tenemos la capacidad de explorar y explotar los minerales, y capacidad para administrar nuestros recursos naturales”, declaró el dirigente campesino Damián Colque.

La segunda demanda indígena que impulsó esta movilización es la liberación de su dirigente Cancio Rojas, quien fue aprehendido la pasada semana en La Paz, acusado de instigar a protestas y enfrentamientos que se produjeron en el municipio de Acasio, a 100 kilómetros del campamento de la compañía minera Mallku Khota.

A esta zona llegó una comisión de Gobierno y de la Gobernación potosina para poner fin al conflicto. Sin embargo, se produjo un enfrentamiento con otro grupo campesino que está a favor de la explotación minera.

La movilización de los campesinos en contra de la empresa minera comenzó el lunes desde Mallku Khota. El martes por la noche los marchistas llegaron a Llallagua, donde descansaron en los ambientes de la Federación de Campesinos, que está en la zona de Sacamarca, en las afueras del poblado. Ayer, a las 11:30, reanudaron la caminata y con gritos de protesta los campesinos pasaron por la Llallagua y tomaron la carretera hacia Oruro. Marcharon por un lapso de una hora por el asfalto y cerca de Uncía tomaron seis buses y camiones que los esperaban para llevarlos hasta Caracollo, donde arribaron anoche.

La movilización continúa hoy y los representantes esperan arribar a la ciudad de La Paz en diez días. En ese tiempo, según Colque, elaborarán una propuesta que permita a los campesinos hacerse cargo de la explotación de los minerales.

“De acuerdo con la información de la empresa existe plata, zinc e indio. No hay un informe de que existan reservas de oro y por eso desvirtuamos las acusaciones del Gobierno en sentido de que se explota de forma ilegal el oro”, aclaró Colque.

La marcha tiene una característica: está completamente conformada por varones, quienes llevan su atuendo originario.

Fuente: Página Siete

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.