El Tribunal Penal de El Cairo condenó a cadena perpetua al ex presidente egipcio Hosni Mubarak ya su ex ministro del Interior Habib el-Adli por su responsabilidad en la muerte de más de 800 manifestantes durante la revolución de 2011. La Fiscalía había pedido la pena capital para el ex mandatario. Además, el tribunal ha retirado los cargos a los dos hijos de Mubarak, que también estaban sentados en el banquillo de los acusados por presunta corrupción. Sin embargo, los hermanos Gamal y Alaa permanecerán bajo arresto porque aún serán juzgados por supuestos fraudes en la bolsa de valores. Por su parte, el jefe del servicio de seguridad de Mubarak también ha sido absuelto de las acusaciones. Siganos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.