Rusia no está abogando ni por el gobierno de Bashar al Assad ni por sus opositores. “Lo importante es que en el país reine la paz”, afirmó el presidente ruso Vladímir Putin. Tras reunirse con su homólogo francés François Hollande en París, Putin declaró que Moscú busca “alcanzar un escenario para lograr el fin de la violencia y que no dejaría que se produjera una guerra civil a mayor escala”. “Ese es nuestro objetivo referente al conflicto sirio”, apuntó el presidente. Por otra parte, Putin desmintió la idea de que Rusia tenga intereses especiales con relación a Siria, recordando que Bashar al Assad ha visitado París en muchas más ocasiones que la capital rusa. “La opinión de que Rusia tiene intereses especiales es un error de bulto”, afirmó Putin, volviendo a hacer hincapié en que la tarea principal es evitar que la situación del país se descontrole y haya más víctimas. Sígannos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.