Reforma debe ser aprobada por cancilleres

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, pidió ayer a los gobiernos americanos, al inaugurar la asamblea general de ese organismo, que sean “especialmente cuidadosos” al debatir sobre el sistema interamericano de derechos humanos que buscan cambiar Ecuador, Venezuela y otros países.

“Debemos ser especialmente cuidadosos en este aspecto, por cuanto la defensa de los derechos humanos es una de las funciones principales de esta organización”, dijo Insulza y agregó que ése será uno de los principales temas del encuentro, que se realizará hasta el martes.

El secretario general destacó que la defensa de los derechos humanos por esa entidad, la más antigua del mundo en integración regional, tiene “un prestigio bien ganado”, incluso en tiempos “duros de las dictaduras y las guerras internas”.

La propuesta de reformas debe ser aprobada por los cancilleres con base en un informe preparado por la Secretaría General, que tiene muchas vaguedades para dar gusto a ambas partes, según dijeron a EFE diplomáticos que asisten a esta cita.

“La OEA y sus países miembros necesitan de una Comisión y una Corte de Derechos Humanos autónomas y fuertes. Pero estos organismos también deben considerar en su actuación los puntos de vista de los gobiernos democráticos del hemisferio”, matizó Insulza.

Insistió en que espera que la Asamblea “adopte, con la prudencia necesaria, las decisiones para continuar constructivamente el proceso de fortalecimiento del sistema”.

En cambio, las voces críticas plantean reformas radicales de esa institución y de la OEA o de lo contrario desaparecerá.

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció ayer, en nombre de los países de la Alternativa Bolivariana (ALBA), la “degradación” del sistema y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Nos hemos puesto de acuerdo en presentar los argumentos y las pruebas que tenemos todos los países del ALBA, más otros países hermanos de América Latina y el Caribe, sobre la degradación del Sistema Interamericano y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, dijo Maduro, según ABI.

Para Maduro, la comisión “es un instrumento de la política exterior del Departamento de Estado de Estados Unidos”.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, cuya llegada estaba prevista para esta madrugada, anticipó que visita Bolivia para “poner en su sitio” a “cierta” burocracia internacional.

La Secretaria Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Roberta Jacobson, pidió fortalecer el sistema de derechos humanos y preservar la independencia y autonomía de la comisión y de la Corte de Derechos Humanos.

Ceremonia de agradecimiento
Una ceremonia ancestral (waj´ta, en aymara) en la que participaron amautas (sacerdotes) andinos abrió ayer por la noche la 42 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que reúne a cancilleres y representantes de 34 países en la población rural de Tiquipaya, Cochabamba.

Con el sonido de pututus (instrumento de viento construido del cuerno de res), quenas y zampoñas, además de ofrendas tradicionales y vestimentas multiculturales y multicolores, los amautas pidieron permiso al Padre Cosmos y a la Madre Tierra para abogar por posiciones de consenso en la Asamblea de la OEA, que debatirá hasta el próximo martes temas referidos a la seguridad y soberanía alimentaria, cambio climático, seguridad ciudadana, integración de los pueblos y la profundización de la democracia deliberativa y participativa en las Américas.

Además de temas de interés hemisférico incluidos, como el reclamo de Argentina sobre las Malvinas y la demanda marítima boliviana a Chile y el pedido de despenalización del acullicu promovido por Bolivia.

La mesa (ofrenda) en la que los amautas colocan fetos de camélidos, flores, dulces, finas láminas de estaño, plomo y bronce, alcohol, vino de coca e inciensos, resinas y figuras de animales y bienes terrenales, fue encendida en el coliseo de la Universidad del Valle (Univalle).

Fuente: Abi

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.