Negocios y tiendas

Salones de fiesta, restaurantes, broasterías, heladerías, farmacias, ferreterías y negocios ambulantes abundan en la avenida Suecia, más conocida como Huayra K’asa, resaltando el progreso de esta zona.

Huayra K’asa se asemeja a una pequeña ciudad ya que cuenta con todos los servicios. Esta zona tiene al menos tres sucursales de entidades financieras para las transacciones, éstas son: Banco Sol, el Banco Nacional de Bolivia y Banco Los Andes ProCredit; pero también hay un cajero automático de Bisa.

El crecimiento comercial se ve reflejado en las nuevas edificaciones que alcanzan las cinco plantas con nuevos y modernos diseños arquitectónicos.

En la avenida Suecia hay un mercado denominado 20 de Febrero que concentra a más de 100 gremialistas que ofrecen a la venta verduras, frutas, comida y otros productos y servicios.

Pero una característica muy singular de este mercado es que en una de sus murallas se publican ofertas y demandas de trabajo y alquiler, venta de inmuebles y motorizados entre otros.

Esta oferta está a cargo de los comerciantes del mercado 20 de Febrero que cobran cincuenta centavos para la publicación del anuncio. Esta modalidad de oferta y demanda es característico de Huayra K’asa ya que a este lugar no solo llegan personas de la zona sino también de otros barrios y distritos.

A lado Norte de la avenida está la cancha sintética más conocida como La Bombonera, un espacio recreativo muy concurrido. Además, allí se realizaron importantes actividades con el presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma.

En Huayra K’asa hay un hospital particular y los precios de consulta y cirugías son accesibles, también tiene el servicio permanente de dos líneas de radio taxi, consultorios privados, un colegio particular y una Iglesia católica y de otras religiones.

“Tenemos de todo. No es necesario que vayamos hasta el centro de la ciudad porque incluso algunos productos o alimentos son más baratos que en La Cancha”, afirmó Herminia Carrasco, vecina de Huayra K’asa.
DIVERSIÓN A parte del comercio y diferentes servicios, en Huayra K’asa también hay diversión para la familia, los niños y jóvenes. Al lado Este de la avenida Suecia está un parque y el Biblioavión.

Además, la avenida, que tiene una extensión superior a un kilómetro, se asemeja al paseo de El Prado por sus jardineras pero al estilo del Sur que sirve para la recreación de los jóvenes y adultos.
INSEGURIDAD Pese al progreso de la zona los habitantes de Huayra K’asa se quejan de la inseguridad y de las obras inconclusas que dan un mal aspecto al lugar.

Los vecinos indican que a partir de las diez de la noche la zona es muy insegura y que cada semana se registran robos y atracos a pesar de que existe un módulo policial. Consideran que esto se debe a la apertura de nuevos locales y chicherías que fomentan el consumo de bebidas alcohólicas hasta la madrugada.

Aparte de la inseguridad los vecinos protestan por el colapso de algunas alcantarillas generando olores nauseabundos y una “pésima” imagen de la zona.

El subalcalde de la comuna Valle Hermoso, Samuel Cari, afirmó que se inició el proyecto para la renovación del sistema de alcantarillado.
40 años de fundación de Huayra K’asa
El barrio de Huayra K’asa fue fundado hace más de 40 años. Tiene habitantes que migraron del Valle Alto pero también de las ciudades de La Paz y Oruro que están instalados en los cerros, en especial hacia el Sur.
Nuevas obras en la avenida Suecia
En el centro de la avenida Suecia se concluye la construcción de la jardinera central.

El subalcalde la comuna Valle Hermoso, Samuel Cari, señaló que la obra será entregada dentro de un mes.

Con la jardinera central el “Prado del Sur” estará concluida.
Calles dañadas por la instalación de gas
Varias calles de Huayra K’asa y los barrios cercanos como Villa Jerusalén, Alto Cochabamba y otras, están dañadas a consecuencia de la reciente instalación del gas domiciliario.

La tierra, el cascajo y las piedras obstaculizan la circulación de los peatones, del transporte público y particular.
Sube el precio de las casas y los lotes
Hace más de 30 años los lotes en Huayra K’asa tenían un precio entre 5 mil a 10 mil dólares pero ahora valen entre 30 mil a 40 mil dólares.

El precio de las casas también subieron. Se puede encontrar desde los 70 mil hasta los 100 mil dólares. Todo esto se debe al crecimiento de la zona.

Fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.