La novena marcha indígena reanudó la mañana de este martes su recorrido y abandonó al promediar las 09.00 la población de Caranavi para dirigirse a la localidad de Chojña, situada a 20 kilómetros de distancia. Los marchistas rechazan la consulta previa en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) debido a que busca construir la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos por medio de esta reserva natural.

Antes de abandonar Caranavi, donde permanecieron desde el jueves pasado, los indígenas aprobaron una Resolución y realizaron un acto de despedida en la plaza de esta población para agradecer la calurosa acogida que les brindó esta ciudadanía, señala el reporte de la Fundación Tierra-

En la mismo Resolución agradecieron a los pobladores interculturales de la región que no hayan bloqueado el paso a la marcha, “apartándose de esa forma de las instrucciones gubernamentales” en contra de esta movilización pacífica.

Los indígenas, quienes ya se encuentran en plena carretera soportan un calor abrazador típico de los Yungas de la Paz y esperan llegar hasta antes que llegue la noche a la localidad de Chojña.

De acuerdo con la Fundación Tierra, en los últimos días, un poco más de cien personas provenientes de los pueblos chiquitano, de la Asamblea del Pueblos Guaraní (APG), del Territorio Indígena Multiétnico 1, del Territorio Indígena Mojeño Ignaciano, de los cocaleros de La Asunta y representantes de los sirionó, engrosaron las filas de la marcha que se dirige a La Paz.

Los marchistas ahora deberán recorrer 165 kilómetros de distancia para llegar a la sede de Gobierno, por lo que sus dirigentes estiman que cubrirán esa distancia en los siguientes 14 días, por lo que esperan ingresar a la ciudad de La Paz el próximo 26 de junio.

“Mientras el Gobierno nos ha tratado de dividir, los dirigentes que se vendieron están quedando sueltos, sin base. Acá está primando el principio indígena de reciprocidad, ahora todos los territorios se están volcando a apoyar al TIPNIS, porque saben que después les puede tocar a ellos”, dijo Adolfo Chávez, presidente de la Cidob.

Asimismo, La novena marcha indígena determinó en las últimas horas designar a la vicepresidenta de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente (Cidob), Nelly Romero y a la presidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (Cnamib), Judith Rivero, como las representantes oficiales en la Cumbre de Río de Janeiro Río+20 que se realizará desde el 22 al 24 de junio próximo, encuentro en el que se abordará los ejes temáticos sobre Derechos Humanos, Pueblos, territorios y defensa de la Madre Tierra.

Fuente: ANF

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.