El canciller David Choquehuanca informó ayer que el Gobierno ya conoce oficialmente que Brasil le otorgó asilo al senador opositor Roger Pinto y que enviaron al vecino país toda la información necesaria para que Itamaraty estudie y pueda revisar su decisión.

Con relación al salvoconducto que estaría esperando Pinto para poder dejar la Embajada de Brasil en La Paz, donde se refugió hace más de dos semanas alegando persecución política, y salir del país sin ser detenido, el Canciller dijo que no corresponde ese documento y se estaría analizando darle un “permiso especial”.

“Damos el salvoconducto a los que están fuera, cuando una persona no tiene documentación y que puede circular. En nuestro territorio, el señor tiene documentación. En todo caso, posiblemente corresponde un permiso especial y estamos analizando todo eso, pero él tiene varios procesos penales”, dijo el jefe de la diplomacia boliviana.

Choquehuanca expresó su confianza en que la concesión de asilo sea revertida. “Me comuniqué con el canciller (del Brasil) Antonio Patriota y le envíe toda la información para que puedan tomar una decisión, la más correcta posible. Ellos ya tienen la documentación”, informó el Canciller en conferencia de prensa.

Puso como antecedente el caso de los ciudadanos paraguayos, que el Gobierno boliviano otorgó refugio, pero revocó a solicitud de Paraguay.

“Todo es posible, todo es posible. No se olviden ustedes que nosotros tenemos un caso de los paraguayos, que se les ha otorgado refugio en Bolivia, y una vez que el Presidente de Paraguay le ha entregado información fundamentada al presidente Morales, se ha revocado este refugio”, resaltó.

Dos senadores del Movimiento Al Socialismo (MAS), Adolfo Mendoza y René Martínez, a nombre de la bancada oficialista, aseguraron que la Cancillería no emitirá el salvoconducto para que Pinto pueda salir del país.

Mendoza aseguró que Bolivia, al no ratificar el convenio internacional sobre asilo político, que data de 1954, no está en la obligación de emitir este documento.

El MAS se opone a dar salvoconducto

La Bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Cámara de Diputados aprobó un pronunciamiento en el que se pide al Ministerio de Relaciones Exteriores del país no otorgar el salvoconducto al senador Pinto.

“Estamos pidiendo al Ministerio de Exteriores que no se otorgue el salvoconducto al senador Roger Pinto, que tiene que responder a la justica boliviana y tiene que aclarar y defender en el proceso judicial por delitos comunes que ha hecho daño económico al país”, informó el jefe de bancada, Roberto Rojas.

Además, dijo que enviarán una carta al embajador de Brasil en Bolivia, Marcel Biato, “para que pueda reconsiderar la revocatoria del senador Pinto por este asilo político”.

En la Cámara de Senadores también se promovió un similar pronunciamiento. “Como asambleístas podemos hacer una representación ante la Embajada de Brasil para que reconsidere el asilo otorgado a Pinto. Ese será el debate para discutir la aprobación de la minuta para demostrar como Estado boliviano, mediante documentación todos los antecedentes que han sido sujetos a delitos de orden común que pesan sobre Pinto”, dijo el expresidente de la Cámara Alta René Martínez.

Manifestó que para ese efecto se aprobará una minuta de comunicación, para que mediante la Cancillería se recomiende a Brasil analizar su decisión.

Respeto a los derechos humanos

El canciller David Choquehuanca, en el informe que prestó en la Cámara de Diputados sobre la situación de los derechos humanos en el país ante las denuncias de persecuciones y vulneraciones a las garantías fundamentales, dijo que, como cualquier otro país, Bolivia debe proteger los derechos ciudadanos.

“Eso es importante, porque cualquier Estado debe proteger los derechos humanos en el marco de su soberanía, porque ha habido intervenciones en la historia de la humanidad buscando pretextos para intervenir a aquellos países que poseen recursos naturales”, complementó.

En ese marco, explicó que existe una política que se aborda en escenarios internacionales, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe (Celac) y la Unión de Estados Suramericanos (Unasur).

“Por eso nosotros defendemos que no se debe enmarcar en la misma carta de las Naciones Unidas este tema, que puede ir como pretexto para que un país intervenga otro”, sostuvo.

Fuente: los tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.