Asentamientos ilegales en la Zona

Alrededor de seis personas resultaron con heridas leves durante el desalojo de asentamientos ilegales que ayer se registró en Esmeralda Sur, en vía a Sacaba.

Nueve carpas quemadas, una moto, un taxi y varios objetos contundentes, decomisados (cuchillos, perdigones, palos, cachorros de dinamita) arrojó como saldo el desalojo perpetrado por los vecinos de Esmeralda Sur en contra de 180 personas del Sindicato Nuevo Amanecer del Chapare Tropical que se asentaron en un lote del barrio, distante a ocho kilómetro al este de Cochabamba y seis kilómetros al sur de la carretera a Sacaba.

Los dirigentes de Esmeralda Sur justificaron la actitud de vecinos señalando que ante el incumplimiento del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) de retirarlos pacíficamente el pasado jueves, se vieron obligados a intervenir en el conflicto, que en el fondo significa resolver, no solamente los asentamientos irregulares, sino el derecho propietario de aproximadamente 43 hectáreas de terreno, que es reclamado por más de 30 supuestos dueños.

“Primero la directiva les hemos pedido que abandonen el lugar y ante la resistencia de los que estaban viviendo en las carpas, e incluso tenían ya sus colchones, se dieron los primeros enfrentamientos entre explosiones de cachorros de dinamita, lanzamiento de piedras e incluso intercambio de puños y empujones, donde ocho personas de ambos lados resultaron con heridas leves”, refirió Modesto Siñanis, vecino de Esmeralda Sur, que criticó la presencia tardía de la Policía, “que no hizo nada, sólo observar el desarrollo del conflicto y recibir en custodia los materiales decomisados”.

Doña Hemeteria Gómez, una de las personas que fue desalojada por la fuerza y sufrió la quema de su colchón, denunció “que nuestros dirigentes nos han engañado, nos han dicho que solamente teníamos que vivir en el terreno para que el INRA, después de un tiempo nos dé los títulos, tal como había sucedido con otros asentamientos”.

El presidente del Comité de la Zona de Conflicto, Silverio Trujillo informó que el problema de los asentamientos ilegales se resolverá el próximo martes cuando técnicos del INRA realicen trabajos de pericia en los predios superpuestos y los supuestos propietarios presenten sus documentos, a fin de establecer quienes son los verdaderos dueños de los predios que abarcan alrededor de 43 hectáreas.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.