El delantero de la selección inglesa de fútbol, Wayne Rooney, se alista para reforzar a su equipo que se mide el martes ante Ucrania por el Grupo D de la Eurocopa. Rooney vuelve a la cancha tras completar su sanción de dos partidos después de ser expulsado contra Montenegro en octubre.

Ahora el técnico inglés, Roy Hogson, deberá decidir en dar de baja para hoy a Danny o Andy Carroll.

“Tengo que tomar una decisión muy difícil, porque ambos lo han hecho muy bien”, dijo Hodgson en una rueda de prensa, y agregó “Ellos me han dado el clásico dolor de cabeza del entrenador, pero es el dolor de cabeza que todos realmente queremos, porque son jugadores en buen nivel (…) Pero Wayne Rooney estará en la formación inicial”.

De vencer a Ucrania, Inglaterra avanzará a los cuartos de final sin tener que preocuparse del partido entre Francia y Suecia.

Francia e Inglaterra tienen cuatro unidades, Ucrania suma tres y la eliminada Suecia no tiene puntos.

Fuente: TOMADO DE SANTA FE

En tanto, el capitán inglés, Steven Gerrard, se mostró encantado con el regreso de Rooney, quien a los 26 años disputará ante Ucrania su partido número 75 como internacional. El delantero del United ha anotado 28 goles para su país.

“Todos saben lo que significa Wayne Rooney (para el equipo) y sin duda él nos hace más peligrosos en el ataque (…) Puedo ver en sus ojos que tiene muchas ganas de jugar y esperamos que pueda hacerlo muy bien y marcar una diferencia”, dijo el mediocampista del Liverpool.

Por su parte, el técnico ucraniano, Oleh Blokhin, señalaba, “Nadie espera que nosotros lleguemos a la luna”.

Los ucranianos suman tres puntos, producto del 2-1 obtenido sobre Suecia en la fecha inicial. Luego cayeron 2-0 ante Francia, líder de la zona junto a los británicos, que empataron con los galos (1-1) y vencieron a los suecos (3-2). Por eso su misión de hoy es muy clara, deben ganar.

“Inglaterra es una de las favoritas, así que ellos son los que tienen presión. Nuestro enfoque hacia este partido es más relajado. Si el resultado no es bueno para nosotros, pero luchamos en el campo hasta el último minuto, entonces no es malo para nosotros. Somos un equipo en construcción, somos un equipo joven. Creo que Inglaterra debe estar muy nerviosa” aseguró el Blokhin.

Entre tanto, un ojo analítico estará puesto sobre el árbitro húngaro Viktor Kassai, que tendrá a su cargo impartir justicia en el partido más sensible de lo que va del torneo. Hasta el momento, las estadísticas marcan una sugerente cantidad de faltas sancionadas a lo largo del torneo a favor de los locales, 35, contra apenas 19 en contra. En el caso de Inglaterra, le pitaron 17 contra 22 recibidas.

Fuente: TOMADO DE SANTA FE

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.