Cerca a un millar de policías de bajo rango asumieron medidas de presión ante la falta de dialogo con el presidente Evo Morales, durante las constantes marchas que realizan por alrededores de plaza Murillo, las esposas junto a los uniformados que utilizan pasamontañas para no ser identificados, utilizan cachorros de dinamita y petardos a su paso constante por puertas de palacio Quemado, donde se mantienen las puertas cerradas con una fuerte custodia militar.

Los uniformados en un grupo de cien personas quemaron toda la documentación y maquinaria del Tribunal Disciplinario policial que se encuentra a una cuadra del centro político, durante el “asalto” a estas oficinas se encontraron varias cajas con latas de cerveza lo que causó la molestia de los uniformados que se quejan porque sus procesos se encuentran paralizados.

En tanto las instalaciones de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales se encuentra cerrada, al interior se encuentra policías de bajo rango y sus esposas resguardan las puertas del recinto policial.

Otro grupo de policías armados con gases lacrimógenos y balines tomaron las instalaciones de la unidad de polivalentes, donde desde el piso superior apoyaban a sus camaradas que se movilizan por los alrededores de plaza Murillo en marchas de protestas.

En la movilización se detectaron a varios infiltrados que fueron descubiertos y golpeados cuando se encontraban sacando fotografías y filmando las protestas junto a los medios de comunicación.

Policías se crucifican en paredes de la Cancillería

Un grupo de policías determinó a las 11.10 de hoy crucificarse en las paredes de la Cancillería del Estado Plurinacional en demanda de un incremento salarial similar a lo que perciben los suboficiales y sargentos de las Fuerzas Armadas (FFAA), eliminación de la Ley 101 y la jubilación al cien por ciento.

Los policías de base lamentaron que el Gobierno se haya encargado desde el año 2006 a maltratar a la institución con bajos sueldos, haya intervenido la Mutual de Seguros del Policía (Musepol), les haya quitado el Servicio Nacional de Identificaciones, el Servicio de Licencias y se haya encargado de usar como carne de cañón a sus miembros, afirmó el ex mayor David Vargas.

El exoficial de Policía pidió al Gobierno dialogar y no cometer el mismo error del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada de sacar a los militares a las calles para enfrentarse con los uniformados verde olivo, “pues esa situación provocaría luto y dolor a la familia boliviana”.

Fuente: APG

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.