Policías dicen estar unidos

El acuerdo firmado a las 5:00 de ayer entre el Gobierno y los representantes de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol), no puso fin al conflicto debido a que efectivos de base de al menos ocho ciudades anunciaron que continuarán con el motín y tomarán otras medidas.

Los policías, que desconocieron el documento y a sus delegados, decidieron aumentar sus demandas de cuatro a 21.

Por su parte, el Comando General de la Policía y el Gobierno aseguraron que, tras la firma del convenio, las labores en las diferentes unidades policiales del país se fueron normalizando desde ayer.

Varias autoridades gubernamentales atribuyeron el rechazo al documento por las bases policiales, a la supuesta existencia de un grupo de personas “de la derecha” infiltrado en el motín policial.

Este grupo buscaría el enfrentamiento con las Fuerzas Armadas (FFAA) para desestabilizar al Ejecutivo y así provocar un “golpe de Estado”.

Frente a este panorama, el medio de comunicación estatal Patria Nueva en cadena con las otras emisoras y Bolivia TV, entrevistó a más de una decena de dirigentes de diferentes organizaciones sociales del país para respaldar el “proceso de cambio” y evitar cualquier intento de golpe al Gobierno de Evo Morales, mediante la convocatoria a una movilización de sus bases.

El comandante General de la Policía, Víctor Santos Maldonado, después de la firma ordenó que los policías amotinados en todo el país retornen a sus funciones y después informó que “todo volvía a la normalidad”. Sin embargo, por reportes a nivel nacional se evidenció que los policías de bajo rango continúan con el motín en las diferentes unidades.

“Se ha hecho un análisis y a nivel del país y están ingresando en completa normalidad. Hemos visitado algunas unidades en La Paz y El alto y estamos ingresando en una normalidad completa”, fundamentó.

Después de conocer la firma del acuerdo, los policías a nivel nacional hicieron conocer su descontento que resultó en el desconocimiento del presidente de Anssclapol, Edgar Ramos, y de la representante de las esposas de los policías, Guadalupe Cárdenas.

Acuerdo

Después de ocho horas seguidas de reunión, a las 5 de la madrugada de ayer el Gobierno y los representantes de Anssclapol firmaron un documento de ocho puntos aceptando un incremento de 220 bolivianos al bono de seguridad ciudadana y la conformación de una comisión para modificar la Ley 101 de Régimen Disciplinario.

El acuerdo responde a todas las demandas del sector con el que se pretendía poner fin al motín policial que estalló el pasado jueves, pero al momento se mantiene. Las bases policiales rechazan específicamente el punto 5, debido a que el incremento está dirigido al bono y no al haber básico, por lo que este aumento no beneficiaría en la jubilación y tampoco en el aguinaldo.

El presidente de la Asociación de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Assclapol) de Cochabamba, José Cáceres, dijo que se aceptaba algunos puntos del acuerdo, como por ejemplo el 100 por ciento de jubilación, pero el tema del salario debía seguir en debate.

“Este acuerdo sí llega con algunos beneficios para nosotros. Hay que reconocer el sacrificio del Gobierno de suscribir con algunos beneficios pero este acuerdo no ha sido consultado a nivel nacional”, dijo.

Desestabilización

El presidente Evo Morales determinó ayer, a pesar de la continuidad del motín policial, no sacar a las calles a las FFAA para evitar enfrentamientos con los uniformados de baja graduación, lo que podría generar muertos y heridos de ambos bandos, “tal como los partidos políticos de la derecha esperan que ocurra para propiciar un golpe de Estado en Bolivia”, pero convocó a los movimientos sociales a salir.

“Algunos usan a muy pocos hermanos policías para un golpe de Estado (…). Las FFAA no van a salir a las calles. ¿Qué están provocando? ¿Que saque a las Fuerzas Armadas como febrero (2003) y hayan muertos y heridos? ¿Qué están buscando los opositores, que hayan muertos?”, dijo Morales.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que tenía información sobre el contenido de una comunicación entre policías de base que instruyeron “limpiar” (matar) a esa autoridad y gestar un golpe de Estado, contra el Gobierno de Evo Morales, en un plan que se debía iniciar en varias unidades policiales y en las cárceles de máxima seguridad del país.

Por su parte, la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, indicó que informes del servicio inteligencia advirtieron que existe un “Plan Tipnis” que se habría activado para forzar a diversos uniformados de base a rechazar este convenio con el objetivo de unir el motín policial con las demandas de los indígenas de la IX marcha con el fin de desestabilizar a la administración de Evo Morales.

Motín policial

Cadena

Las radios y el canal del Estado transmitieron toda la tarde con entrevistas a dirigentes que apoyaron al Gobiernno.

“Conspiración”

El Gobierno y el MAS acusaron a los efectivos y a opositores de tramar un golpe.

DATOS

Propuesta del Gobierno

Ingreso mínimo de 2.065 bolivianos

Creación de la Defensoría de la Policía

Jubilación con el 100% del sueldo

Doble ración seca por un total de 1.300 bolivianos anuales

El Gobierno no enjuiciará a los policías que se manifestaron

Abrogación de la Ley 101

Aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana

Aumento

Sueldo básico de un policía es 1.326 bolivianos

Con aumento salarial del 8% llega a 1.446

Bono Seguridad Ciudadana con el aumento de 220 sube a 620

Total ganado 2.065 bolivianos

CRONOLOGÍA

18 de junio Las esposas de los policías instalaron piquetes de huelga de hambre

21 de junio Los efectivos policiales se sublevaron

22 de junio Se instala por tiempo y materia el diálogo entre el Gobierno y comisión de la Policía

24 de junio Se firma acuerdo con ocho puntos entre Gobierno y comisión de la Policía

Posesionan a nuevos representantes

Los policías amotinados de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), en La Paz, designaron ayer a un nuevo directorio que mantuvieron sus nombres en reserva y ampliaron el número de demandas a 21 para ser tratados directamente con el presidente Evo Morales.

La representante de las esposas de policías, Guadalupe Cárdenas, que fue desconocida por el resto de los departamentos, simplemente se excusó ante sus bases, señalando que “la amenazaron y obligaron a firmar el acuerdo”, pero dijo que no renunciará a la dirigencia, que ya está cuestionada y fue ratificada.

Las nuevas peticiones corresponden a la construcción de viviendas, dotación de pistolas, centro moderno de taller mecánico, capacitación en ramas técnicas, seguro de vida, construcción de laboratorio criminalístico, cumplimiento de la Ley Orgánica de la Policía, regreso de Identificación y Licencias, nuevo estudio con referencia al tránsito, dotación de uniformes y víveres dos veces al año y destitución del Comandante General de la Policía.

Iglesia pide evitar confrontación

En la homilía de ayer, el Arzobispo Coadjutor de Santa Cruz, Sergio Gualberti, pidió a las autoridades de Gobierno como de la Policía encontrar un camino de pacificación mediante el diálogo, para evitar la confrontación entre bolivianos y poder encontrar la justicia, libertad, verdad y paz en el país, en el cuarto día de motín policial que exige un mejor salario y abrogar la Ley 101 de Régimen Disciplinario de la Policía.

“Lo único que aporta la violencia es odio, venganza y muerte, y no la paz y no la justicia. El verdadero cambio se puede dar luchando por el bien común, la justicia y la igualdad, a través del respeto de la vida, de la dignidad de las personas, de los derechos humanos, la tolerancia y el diálogo sincero: sólo así lograremos una convivencia pacífica y fraterna entre bolivianos”, manifestó Gualberti.

Organizaciones en estado de emergencia

La Coordinadora Departamental para el Cambio (Codecam) se declaró ayer en estado de emergencia debido al conflicto policial, ponderó el esfuerzo que hace el Gobierno para responder las demandas de los sectores, pero criticó la actitud “política” de algunos representantes de los policías.

“Estamos en emergencia en defensa de la democracia, ante cualquier intento de golpe de Estado. Si nuestros hermanos policías dan la espalda al pueblo, aquí están las organizaciones sociales para defenderla”, dijo la presidenta de la Codecam, Leonilda Zurita.

Por su parte, desde La Paz, el principal dirigente del sector campesino, Roberto Coraite, convocó a una movilización nacional en defensa del Gobierno y de la democracia.

Se presentan bajas en las movilizaciones

En Cochabamba, hasta ayer, se presentaron cinco bajas entre los efectivos policiales que se movilizaron desde el pasado martes y que iniciaron una vigilia y huelga de hambre en las instalaciones de la UTOP.

Una ambulancia de los bomberos de la Policía evacuó ayer a una de las esposas de los policías que decidió sumarse a las medidas de presión para exigir un incremento salarial, a pesar de tener 11 meses de gestación y correr riesgo su vida.

“Mi marido tiene el grado de sargento, con su sueldo no nos alcanza para nada. Por esta razón, también estoy apoyando”, dijo al momento de retirarse de la UTOP en camilla. Dos de las bajas representan a las mujeres policías que fueron enviadas hasta Oruro al conflicto de Colquiri, que debido a las malas condiciones en las que permanecieron llegaron enfermas.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.