El presidente Evo Morales determinó, este domingo ante la continuidad del motín policial, no sacar a las calles a las Fuerzas Armadas para evitar enfrentamientos con los uniformados de baja graduación lo que podría generar muertos y heridos de ambos bandos, “tal como esperan que los partidos políticos de la derecha esperan que ocurra para propiciar un Golpe de Estado en Bolivia”.

El Jefe de Estado, quien puso en vigencia el Decreto Supremo de creación de la Empresa Minera Corocoro en la población que lleva el mismo nombre, lamentó la infiltración de gente vinculada a la derecha que busca aprovecharse de las demandas de los policías para desestabilizar el Gobierno. Por lo que les pidió a los uniformados “mucha responsabilidad” con su pueblo y retornen a brindar seguridad al país, tras la firma del acuerdo de ocho puntos suscrito la madrugada de este domingo, el mismo que fue quemado por las guarniciones de Sucre, Trinidad y Potosí.

“Cómo es posible que algunos quieran volver al pasado, privatizar, entregar nuestras empresas. Se infiltren algunas fuerzas sociales… algunos usan a muy pocos hermanos policías para un golpe de Estado, para enfrentar a las Fuerzas Armadas. Las Fuerzas Armadas compañeras y compañeros no va salir a las calles, qué están provocando; que saque a las Fuerzas Armadas como febrero (2003) y hayan muertos y heridos, qué están buscando los opositores que hayan muertos. Ya nos han informado desde el parlamento: Ojalá hayan muertos, la derecha está buscando muertos, y hermanos dirigentes no nos vamos a prestar al juego de la derecha que hayan muertos”.

En ese marco, el mandatario pidió a los movimientos sociales de todo el territorio nacional defender el proceso de cambio vigente desde enero del año 2006 que derivó en la nacionalización de los hidrocarburos y permitió mejorar la economía nacional: “Somos parte de este proceso y vamos a defender hasta las últimas consecuencias.

Morales, quien obvió referirse a los 186 años de creación de la Policía Boliviana, creada por el Mariscal Antonio José de Sucre y cuyos actos conmemorativos se suspendieron desde el jueves pasado cuando explotó el motín policial, señaló que en su gestión de Gobierno los incrementos salariales a favor de la Policía superaron en un 125 por ciento a los realizados en las gestiones 2001-2005, toda vez que el año 2001 el incremento fue cero, el 2002 fue de un 4 por ciento, el 2003 fue cero por ciento, el año 2004 fue cero por ciento y el año 2005 fue de 3.5 por ciento el incremento salarial.

“… Alguna gente metida hay, no es toda la Policía, pero alguna gente ya está con otros afanes. Sólo decirles a algunos que captamos sus mensajes, tampoco somos tan tontos en el Gobierno, es nuestra obligación detectar qué es lo que están planificando, como están comunicándose. Quiero decirles por ejemplo ayer en la tarde que dijeron: Unidades operativas preparar bombas molotov para atacar plomos y al Palacio de Gobierno”. Quienes habían sido los plomos las Fuerzas Armadas”, sostuvo Morales, quien dijo que tuvo que acelerar 24 horas su retorno del Brasil a causa del motín policial.

“Otro tema preocupante que dice: Que renuncie el comandante y el ministro… Limpiemos al ministro Romero están planificando matar al ministro de Gobierno, esas son comunicaciones que están permanentemente circulando. Otro tema: Golpe de Estado al Evo ya sabíamos alguna información. Yo tengo la obligación de darles información de primera mano”, manifestó.

Fuente: ANF

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.