Piden la atención de demandas

Los policías amotinados de bajo rango replantearon la tarde de este domingo sus demandas de cuatro puntos a 21, pero el movimiento en la ciudad de La Paz y Santa Cruz y otras regiones se fue reduciendo tras el acuerdo inconsulto que suscribieron sus dirigentes con el gobierno.

El dirigente de la Asociación de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (ANSSCLAPOL), sargento Javier Quispe, quien retomó el liderazgo tras el desconocimiento de su camarada Edgar Ramos, señaló que mañana llegarán a La Paz las representaciones para buscar nuevo acuerdo con el gobierno.

“Queremos consensuar con el señor presidente, (Evo Morales) y el comandante General de la Policía, (coronel Víctor Maldonado), porque nosotros somos muy respetuosos y educados. Asimismo, quiero llamar al señor Comandante para hablar y poner tranquilidad esta zozobra”, afirmó Quispe.

Las nuevas peticiones corresponden a construcción de viviendas para los policías, dotación de pistolas, modernización de infraestructura cuartelaría, centro moderno de taller mecánico, capacitación en ramas técnicas, seguro en caso de muerte, construcción de laboratorio criminalístico, cumplimiento de la Ley Orgánica de la Policía y la Constitución, regreso de identificación y licencias, nuevo estudio con referencia al tránsito, dotación de uniformes y víveres dos veces al año, destitución del Comandante General.

La representante de las Esposas de los Policías, Guadalupe Cárdenas, ante las acusaciones del gobierno de Evo Morales de gestar “un golpe de Estado” respondió que es mentira porque son acusaciones para desgastar el movimiento reivindicatorio.

“Que nosotros los policías queremos derrocar y desestabilizar a este gobierno todo eso es mentira y falso hacen conocer que nos están dando armas y financiando es mentira. Queremos desvirtuar porque esas acusaciones (que viene del Ejecutivo) no existen”, aseguró.

Fuente: Erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.