Finalmente se dieron a conocer los resultados de la necropsia realizada a “Solitario George”, la emblemática tortuga de la Isla Pinta, en los Galápagos luego de su deceso este domingo.

El reptil, de 88 kilos, con un caparazón de un metro de largo y con aproximadamente 100 años, fue examinado por los científicos Marilyn Cruz, Washington Tapia, y James Gibbsn no encontrando nada anormal en el cuerpo, salvo úna extraña coloración en el hígado, presumiblemente a causa de su avanzada edad. Luego del análisis y toma de muestras de los restos, se llegó a la conclusión de muerte natural, a pesar que en un principio se había especulado con un ataque cardíaco.

Como un modo de prolongar su recuerdo, la tortuga será embalsamada y exhibida en un centro que será construido especialmente con su nombre. Además, las autoridades preparan un homenaje con material visual referente al reptil, por lo que ya se están reuniendo fotografías a través de Facebook.

Fuente: EFE

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.