Gobernación destina presupuesto

Ante el riesgo de que el crédito italiano de 32 millones de dólares no se concrete, la Gobernación resolvió incrementar el financiamiento para la construcción de la represa del Proyecto Múltiple Misicuni y así garantizar su ejecución hasta 2014, informó el asambleísta Marco Carrillo.

La decisión de otorgar este 2012 más recursos del departamento a la segunda fase del proyecto se asumió después de un viaje del Gobernador, Edmundo Novillo, a La Paz en el que se concretaron reuniones con el Ministerio de Obras Públicas para analizar opciones de financiamiento en caso de que el crédito italiano no se concrete.

Según Carrillo, la construcción de la represa será una realidad “con recursos de la Gobernación y el Gobierno nacional. La Gobernación va a tomar sus previsiones para viabilizar el desembolso de otro monto de dinero: presupuestará aproximadamente 24 millones de bolivianos para garantizar los trabajos y pagos por la ejecución de la obra”.

Además de los 35 millones de dólares que la Gobernación ya ha desembolsado para la construcción de la represa de Misicuni y las obras complementarias, el gobierno departamental comprometió para 2012 un financiamiento de 3,4 millones de dólares (24 millones de bolivianos), que se depositarán hasta finales de la gestión.

Para cumplir con la entrega de estos recursos, la Gobernación apelará a recursos frescos o reformulará su presupuesto para esta gestión.

Según el asambleísta, la Gobernación también ha decidido incluir en su presupuesto de 2013 un financiamiento para la segunda fase del Proyecto Múltiple Misicuni con el propósito de que las obras de la represa no se paralicen por falta de recursos. Por el momento, se desconoce si el Gobierno nacional incrementará su aporte al proyecto.

La segunda fase del Proyecto Múltiple Misicuni demandará una inversión de 84.278.670 dólares. Antes de que esté en riesgo el crédito de la cooperación se había previsto que la Gobernación financie el 46 por ciento de los recursos con un aporte de 38.416.170 dólares; el crédito de la cooperación italiana es el 38 por ciento con un fondo de 32.362.500 dólares, el Tesoro General de la Nación el 8 por ciento con 6,5 millones de dólares; y el 8 por ciento restante con un préstamo de la Cooperación Andina de Fomento (CAF).

Frente a la incertidumbre sobre el crédito italiano de 32 millones de dólares es probable que la Gobernación termine financiando más del 50 por ciento de la construcción de la represa de 120 metros de altura, que demandará un financiamiento de 84 millones de dólares.

Piden estudios técnicos

El crédito de la Cooperación Italiana es la principal fuente de financiamiento externo para la construcción de la represa de Misicuni y una vez que la Gobernación ya hizo su último desembolso, según el informe del gobernador Edmundo Novillo al pleno de la Asamblea Departamental el 18 de junio, se esperaba que comience a ejecutarse.

Una de las razones para que el crédito italiano de 32 millones de dólares esté pendiente se debe a que la Cooperación Italiana ha condicionado el préstamo a la realización de estudios técnicos de la base del estribo izquierdo de la presa, que no estaría apoyado en un terreno sólido. Al respecto, el asambleísta Marco Carrillo informó que se realizaron algunos estudios y se modificó el proyecto para subsanar las observaciones cuando se hicieron ajustes al cuerpo de la presa, en cuanto a su eje central que se ha movido en unos 20 metros más, donde se ha consolidado roca.

Los Tiempos intentó conocer, a través de la Embajada de Italia en Bolivia o de la Cooperación Italiana en el país, si es que este estudio ya se había concluido y si todo está en orden para que el monto comprendido en el crédito empiece a ser desembolsado, pero se informó que el responsable de los proyectos de ayuda para Bolivia, Celice Longobardi, se encuentra de viaje.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.