El Concejo Municipal aprobó ayer el Reglamento de control y protección de mascotas, de prevención de enfermedades propias de los animales (zoonóticas) y de bienestar animal.

La norma establece la muerte (eutanasia) piadosa -es decir sin dolor- de todos los animales de la calle que en el plazo de una semana no sean adoptados.

La Alcaldía a través de la Unidad de Zoonosis es la responsable de dar cumplimiento al Reglamento y por lo tanto esta repartición debe ser fortalecida. Por ejemplo mediante convenios interinstitucionales con el Colegio de Veterinarios y clínicas veterinarias, explicó la concejala Ninoska Lazarte.

En este sentido el director de Zoonosis, Gustavo Rosas, explicó que para encarar la eutanasia de los animales cuentan con presupuesto para la compra de un horno incinerador de mascotas y animales pequeños. Son Bs 220.000 que serán aprobados en el próximo reformulado.

Rosas, dijo que una vez que se promulgue la ordenanza se iniciará la instalación de un sistema de computación (software) para el Registro Único de Mascotas y el registro de criadores de canes potencialmente peligrosos.

Un capítulo está destinado al cuidado y control de perros potencialmente peligrosos. Los condicionamientos para los propietarios son el registro de sus animales y el uso obligatorio de arnés y bozal y multas cuando los sacan a espacios públicos. Las sanciones económicas van desde 300 bolivianos hasta 1.500 bolivianos, informó Lazarte.

Fuente: Opinion

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.