Preocupación de autoridades

Autoridades expresan su preocupación, y otras simplemente se niegan a creer el último reporte de la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire (Red MoniCA), de la Alcaldía, que revela que los niveles de contaminación en los viernes de q’oa superaron los niveles de la última noche de San Juan.

La responsable de Secretaría de los Derechos de la Madre Tierra de la Gobernación, Tatiana Sanabria, señala que la cosmovisión y la espiritualidad fuertemente arraigada en la cultura de las familias bolivianas dificultan determinar alguna acción para reducir la contaminación de esta práctica milenaria.

Otras autoridades como el representante de la Secretaría Especial de la Madre Tierra de la Alcaldía, Germán Parrilla, simplemente rechaza esta posibilidad. “No, imposible, no puede ser que una q’oa contamine más que San Juan, nada que ver”, dijo Parrilla. Cabe aclarar que la quema de la q’oa no es el factor determinante de la contaminación, sino las prácticas que de ella derivan, principalmente por la distorsión de esta actividad. El amauta, José Illescas, informó que antiguamente esta ceremonia no podía realizarse en cualquier momento o por cualquier persona.

Es así que en las viviendas y negocios de la ciudad se puede ver y evidenciar que después de la q’oa, las personas continúan la reunión con una fogata, asimismo esta actividad incrementa el tráfico del parque automotor en el traslado a los negocios o para la compra de los insumos de la práctica ritual.

Sanabria señala que se podrían establecer normas gubernativas junto a las autoridades, pero que requerirán un tratamiento minucioso. “Hay que trabajar en la concienciación para que no se usen combustibles al encender brasas y evitar otros factores contaminantes en torno a la q’oa”.

Fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.