Cuatro funcionarios de la Corte Penal Internacional que fueron detenidos hace casi un mes en Libia fueron puestos en libertad.

Las autoridades locales en la ciudad de Zintan acusaron a los cuatro hombres de poner en peligro la seguridad nacional después de que visitaran en la cárcel a Saif al Islam, hijo del difunto líder Muamar Gadafi.

Según ellos se encontraron documentos sospechosos en uno de los abogados.

Saif al Islam es requerido por el tribunal para crímenes de guerra.

La corte se comprometió a investigar las denuncias.

Fuente: BBC

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.