Afirmó Fernando Vargas

Los indígenas t’simanes y mosetenes, que firmaron la víspera un acuerdo con el gobierno, permanecerán en la ciudad de La Paz hasta que el Ejecutivo de solución a todos los puntos planteados por la IX marcha del Tipnis (Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure), señaló Adolfo Chávez, presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB).

“Hemos tomado una decisión muy rápida en el tema orgánico y los hermanos que han firmado el convenio con el gobierno (T’simanes y mosetenes) se quedan en la columna de la marcha para presionar que los demás puntos sean resueltos”, sostuvo el dirigente.

Chávez denunció que el propio Ministro de Gobierno, Carlos Romero, conjuntamente con la Fiscalía y el Comandante Departamental de la Policía, en horas de la madrugada de este domingo, “obligaron a los hermanos a irse (luego de firmado el acuerdo), dispusieron de flotas y autos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos para despacharlos de una vez”.

Cerca de la medianoche del sábado, dos funcionarios del ministerio de Gobierno, con aliento alcohólico, fueron reducidos por los indígenas, cuando ingresaron al coliseo universitario de la Universidad Mayor de San Andrés, para desalojar y trasladar las pertenencias de un grupo de marchistas que pactaron con el gobierno. Un bus y camionetas de uso oficial esperaban en las inmediaciones para cumplir el cometido, según cita El Deber.

Ayer por la noche, el Ministro Romero y la dirigencia indígena T’simane y Mosetén firmaron un acuerdo de 10 puntos en el que involucra desarrollo de proyectos en salud, educación, infraestructura caminera, turismo, desarrollo productivo y rural; además de un apoyo económico para que puedan retornar a sus comunidades.

El presidente de la Subcentral Tipnis, Fernando Vargas, señaló que “el gobierno está jugando a cansarnos, a sacar a los hermanos de alguna manera y llamarlos por separado para que puedan llegar a acuerdos”. Aclaró que sólo una parte de los indígenas t’simanes abandonaron la IX marcha.

El dirigente indígena dijo que el gobierno no respeta la Constitución Política del Estado y los derechos de los pueblos indígenas y que ahora está buscando “capturar” dirigencia de la CIDOB promoviendo la elección de una nueva directiva.

“En la respuesta del dialogo que nos han enviado (el gobierno) dicen que primero hagamos una asamblea para elegir nuevas autoridades de la CIDOB, para que puedan hablar con ellos (…), el gobierno en vez de respetar la Constitución está haciendo (organizaciones) paralelas y divisiones en el movimiento indígena”, denunció.

Vargas cuestionó la actual política del gobierno de quien dijo “hace gestión con los pies”.

“Este gobierno es el más bajo, no tiene ética política, debería mantener una coherencia entre lo que dice y lo que hace (…) a nosotros no nos preocupa descalificar a los Ministros, nos preocupa la gestión que está haciendo, está manejando este país con las patas y no con la cabeza, entonces creemos que el pueblo boliviano tiene un mal gobierno”, puntualizó.

A las 14.00 de hoy un grupo de mujeres indígenas t’simanes y niños salieron del coliseo de la UMSA para dirigirse a sus comunidades, en tanto que los varones de esa étnia permanecerán en La Paz apoyando a la IX marcha.

Fuente: Erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.