Un ciudadano francés de origen argelino y residente en Madrid, que pasaba unos días de vacaciones en Murcia (sureste español), falleció por el impacto de una piedra lanzada contra su coche por un niño de 13 años en un puente sobre una vía rápida de esta región.

El fallecido tenía 59 años y viajaba en el asiento del copiloto del auto que conducía su hija por esta autopista de Murcia ayer por la noche, informa la Delegación del Gobierno en Murcia.

Poco antes de las 23:00 horas, el teléfono del servicio de emergencias español había recibido la llamada de un conductor alertando de que varias personas estaban arrojando piedras desde el paso elevado de la carretera.

A las 23:07 horas, un acompañante del fallecido llamó al mismo teléfono pidiendo auxilio porque una piedra de grandes dimensiones había chocado contra su coche y había alcanzado al copiloto, quien se encontraba inconsciente.

Al lugar acudió una ambulancia de Cruz Roja y una Unidad Móvil de Emergencias del Servicio Murciano de Salud, cuyo personal sanitario no pudo hacer nada por salvar la vida del hombre.

El delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana, confirmó que el menor identificado como presunto responsable de los hechos no puede ser imputado, como establece la Ley española del Menor, al no haber cumplido aún los 14 años.

En el momento de los hechos el menor que lanzó la piedra, natural de Murcia, estaba acompañado de otros dos chicos de 11 y 13 años.

Por su parte, el consejero de Presidencia de la región, Manuel Campos, precisó que la piedra lanzada sobre el auto pesaba quince kilos y causó la muerte en el acto al copiloto.

Campos sostuvo que la actuación “desafortunada” del menor, que confesó a los agentes de la Guardia Civil haber lanzado la piedra, va a acarrear “consecuencias importantes para los padres”.

Asimismo, advirtió de que “con la Ley Penal del Menor en las manos ese niño está exento de responsabilidad penal, por lo que ni puede ser detenido, ni podría pasar a disposición del fiscal de menores, y sería la Consejería de Asuntos Sociales la que se debería hacer cargo de él, mientras que a sus padres cabría una responsabilidad civil subsidiaria”.

Por lo tanto, podrían emprenderse medidas educativas por parte de la Comunidad Autónoma para la reinserción de este menor, que hoy fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.

Este tipo de hechos no es la primera vez que se producen en la región de Murcia porque en 2008 falleció un joven en la autopista AP-7 por el impacto de una piedra lanzada desde un puente.

En junio de 2011 fueron detenidas dos personas por herir gravemente a un conductor al lanzar una piedra desde un puente de la A-30, y en enero del mismo año fueron arrestados otros dos jóvenes acusados de provocar 27 accidentes de tráfico en carreteras de la región y de la provincia de Almería.

Fuente: Informador.com

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.