A cambio de los rehenes

La dirigencia de Mallku Khota propuso el canje del dirigente Cancio Rojas por la libertad de los cinco trabajadores retenidos, dos de los cuales fueron secuestrados el jueves anterior y los tres últimos desde la noche del lunes. Un cabildo de los pobladores de la región, realizado la noche del martes, conminó al Gobierno a arribar en 48 horas –cuyo plazo termina hoy- hasta esa región del norte de Potosí junto al dirigente de Sacaca, Cancio Rojas (con detención domiciliaria), para la liberación de los cinco secuestrados.

Los comunarios piden la salida de la empresa minera canadiense South American Silver que pretende explotar plata e indio.

El pasado jueves 28 de junio, los pobladores de Mallku Khota secuestraron a dos ingenieros de la minera, Fernando Fernández y Agustín Cárdenas, como una forma de presionar al Gobierno para exigir atención a sus demandas.

El lunes de 2 de julio, otras tres personas de la compañía canadiense corrieron la misma suerte: el ingeniero Eustaquio Calle Gómez, el técnico Juan Pablo Mallku y el chofer Marco Antonio Leitón. Esa noche también tomaron el campamento de la empresa.

Señal de vida

Uno de los secuestrados, Fernando Fernández, logró comunicarse ayer con su familia y pidió diálogo al Gobierno para la solución del conflicto. Necesita atención médica porque tiene dolores en los riñones, sólo recibe desinflamantes (diclofenaco).

Logró contactarse, vía telefonía celular del dirigente de Mallku Khota Damián Colque, con su hermano Aldrín y su padre Víctor, un coronel retirado del Ejército. Su voz entrecortada, débil y tosiendo de un momento a otro dan cuenta de su delicado estado de salud. “Necesitamos atención médica, tal parece que (el dolor) es al nivel de los riñones. Nos han dado desinflamantes. Hemos superado creo que todas las inflamaciones”, le dijo Fernando a sus familiares. Denunció que sufrió golpes. Dio una pista de la ubicación. “Estamos aislados, no estamos en Mallku Khota. Nos están cuidando, creo que estamos en la comunidad Kari Kari; estamos protegidos. Hay que pedir al Gobierno que soluciones el conflicto”, dijo. Aldrín, el hermano de Fernando, le pidió a Colque un intercambio de rehenes. “Prefiero ir en lugar de mi hermano para que le den una buena atención médica. Por favor, consideren esa parte; todos los hermanos estamos dispuestos a cambiarnos en lugar de mi hermano”, declaró. La respuesta de Colque fue: “hermano, ayúdanos a una solución de inmediato, a hablar con el Gobierno para una solución pacífica”.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo ayer que “es una situación preocupante. Se están cometiendo actos que riñen con la legalidad”. Dispuso la movilización de un nuevo contingente policial de los departamentos de Oruro, Potosí y Cochabamba.

La presidenta de DDHH, Yolanda Herrera, pidió a los comunarios que una comisión humanitaria pueda ingresar al lugar para evaluar la salud de los retenidos. El Gobierno anunció el ingreso de una comisión a la zona que supuestamente estaría aislada por zanjas en la carretera.

Fuente: Página Siete

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.