El Gobierno confirmó la muerte de un comunario en Mallku Khota por la mala manipulación de dinamita y negó un enfrentamiento entre policías y comunarios. Reportó un policía desaparecido cuando, junto a otros uniformados escapaba de una emboscada.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que no hubo cruce de disparos de armas de fuego como habían denunciado dirigentes de la zona. Aseguró que el contingente policial desplazado al lugar no porta armas letales.

En contacto con La Razón, Marcos Colque, responsable de la Mesa Defensorial de Llallagua (Potosí), informó ayer, a partir de la evaluación de una enfermera de la zona, que el comunario perdió la vida a causa de una herida de bala. Además reportó otros tres heridos de bala.

La persona que falleció fue a raíz de la explosión de dinamita por mala manipulación, aunque un informe pericial determinara la causa del deceso, sostuvo Romero. “Un grupo de policías subió a una colina para visualizar la situación y fueron sorprendidos por al menos 300 lugareños. Los uniformados se replegaron”, explicó la autoridad al informativo de Cadena A.

Uno de los policías desapareció en el momento del repliegue, no se descarta que esté en manos de los comunarios.

Los comunarios tienen como rehenes a cinco personas y demandan la expulsión de una empresa minera del lugar y la libertad de Cancio Rojas, detenido por el conflicto minero.

El ministro de Trabajo, Daniel Santalla, está en Mallku Khota en busca de abrir canales de diálogo. El viceministro de Gobierno, Jorge Pérez, informó ayer que los comunarios minaron los accesos al poblado y que están con armas de fuego y dinamitas.

Fuente: La razón

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.