Sectores se pronuncian en defensa del Tipnis

Una nueva represión en las cercanías de la plaza Murillo generó adhesiones en favor de la IX Marcha Indígena en defensa del Tipnis. Los manifestantes volvieron a ser reprimidos por la policía con agua y gases lacrimógenos, aunque en esta oportunidad ellos también enfrentaron a los policías al intentar ingresar a la plaza Murillo para instalar el cabildo que tenían previsto. Pero ahora surge la amenaza de sectores sociales de instalar una huelga de hambre en pleno centro paceño en respaldo a los indígenas.

La negativa de los efectivos para dejarlos pasar a la plaza Murillo derivó en la reacción de los manifestantes que se enfrentaron a los policías con palos y piedras, mientras que estos no dudaron en reprimir con gases lacrimógenos.

Los indígenas piden la anulación de la ley 222, que establece la consulta a los pueblos del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) para que determinen sobre la construcción de una carretera que conectará a San Ignacio de Moxos, Beni, con Villa Tunari, Cochabamba.

El pasado jueves los indígenas recibieron la primera represión policial. Muchos de ellos perdieron sus carpas y pertenencias.

Agresión a los manifestantes. Los indígenas convocaron a la población paceña a sumarse a la marcha que terminaría en un cabildo indígena rechazando la carretera por el Tipnis. A este llamado se sumaron, maestros urbanos, funcionarios de la Caja Nacional de Salud, universitarios y militantes de la Central Obrera Boliviana (COB), los mismos que ayudaron a los indígenas a enfrentarse a la Policía y quienes tomarán otras medidas de presión desde hoy, según destacó el diputado indígena, Pedro Nuni.

La esquina de las calles Ingavi y Yanacocha, a una cuadra de la plaza Murillo, fue el escenario donde los marchistas fueron reprimidos por la Policía. Los indígenas intentaron romper el cerco policial, pero fueron gasificados y después de ello el carro Neptuno llegó al lugar para dispersar a los indígenas con chorros de agua.

La columna indígena permanece en la sede de Gobierno realizando una vigilia, a la espera de ser escuchada por las autoridades nacionales y tratar la plataforma de demandas de nueve puntos.

Los heridos. Producto de los enfrentamientos, el viceministro Jorge Pérez, indicó que ocho policías resultaron heridos, muchos de ellos incluso con vidrios. “Un oficial está con una herida fuerte, otro con heridas en el brazo, otros tienen una fractura de hueso en la nariz.

Pero felizmente hay fiscales en el lugar que están tomando cartas en el asunto”, dijo la autoridad nacional. Sin embargo, señaló que la agresión a los policías no venía de los marchistas, sino de ‘extremistas que se plegaron’ y que a decir de él, buscan muertos y heridos.

Interpelación a Ministro. El diputado Roy Moroni Cornejo de Convergencia Nacional (CN), anunció que la oposición presentará a la directiva de la Cámara de Diputados una petición de informe para el ministro de Gobierno, Carlos Romero, por la gasificación efectuada por la Policía a los indígenas del Tipnis. “Queremos saber por qué se ordenó la arremetida contra la marcha indígena y por qué se actuó de forma abusiva”, dijo el legislador, quien no descartó convocar a una interpelación al ministro por esta situación.

Indígena
Justa Cabrera presenta su renuncia

Acción. La líder indígena, Justa Cabrera, analiza presentar su renuncia irrevocable al cargo de subalcaldesa del Distrito 14, cantón Paurito.

Cabrera, fue posesionada meses atrás por el alcalde Percy Fernández como subalcaldesa|, sin embargo, ahora anuncia que renunciará para retornar a su posición de líder indígena y apoyar a sus compañeros que se encuentran en La Paz.

Justa Cabrera, fue considerada uno de los rostros heróicos de la octava marcha en defensa del Tipnis.

Anunció que el lunes anunciará su posición oficial, aunque asegura sentirse dolida por la agresión que han recibido los marchistas por parte del Gobierno Nacional.

Fuente: El Día

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.