Centenares de policías se movilizaron la madrugada de este lunes por alrededores de la plaza Murillo, como una forma de hostigamiento a la vigilia de la novena marcha que se encuentra apostada en inmediaciones de la Vicepresidencia y las calles Potosí, Ayacucho y Mercado desde hace diez días, denunció el ex dirigente del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas de Qullasuyo (CONAMAQ), Rafael Quispe.

Esta mañana se pudo evidenciar que la seguridad policial en alrededores del Banco Central de Bolivia (BCB), por donde se encuentra la vigilia de indígenas se triplicó con un fuerte contingente de uniformados que están equipados con escudos, cascos y algunos oficiales portan armamento lanza gases.

“Habido un hostigamiento muy fuerte, toda la noche han pasado camionetas cargadas, buses con policías, el carro Neptuno ha salido, han formado los soldados del Ejército en la plaza, han metido bulla amedrentándonos. Que el Gobierno sepa que nuestro objetivo no es confrontarnos, pelear, pero se va notando que el Gobierno manda a reprimir cobardemente”, manifestó a la ANF.

La vigilia de la novena marcha en defensa del TIPNIS lamentó que el presidente Evo Morales y sus ministros continúen condicionando el diálogo junto a los corregidores del Consejo de Indígenas del Sur (Conisur). Por ello la vigilia determinó continuar con esta medida de presión pacífica, el tiempo que sea necesario.

Quispe anunció una movilización del sector universitario que se solidariza con este sector, donde también participarán los indígenas, se prevé que la concentración será en la plaza del estudiante el martes a las 10.00 de la mañana y la movilización será por las calles principales del centro paceño.

Asimismo, se tiene previsto enviar en el transcurso de hoy una nueva carta al Gobierno solicitando el diálogo con la dirigencia de la novena marcha, en base a la plataforma de 9 puntos.

Fuente: ANF

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.