La Fiscalía General dispuso ayer la reserva nacional de la investigación de las licitaciones de las plantas separadoras de líquidos Gran Chaco, en Yacuiba, y Río Grande, en Santa Cruz, adjudicadas por 630 millones de dólares, para no entorpecer el desarrollo normal de las pesquisas.

Asimismo, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas reveló en Santa Cruz que la adjudicación y construcción de la plantas están siendo auditadas desde octubre pasado.

En Cochabamba, el directorio del Comité de Defensa de la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) pidió la renuncia o cesación de Villegas, mientras duren las investigaciones sobre ambas licitaciones que violan la Constitución Política.

El presidente de YPFB, Carlos Villegas, anunció ayer que está abierto a cualquier investigación “caiga quien caiga” para impulsar las investigaciones sobre ilícitos y develó que el 27 de octubre de 2011 se instruyó una auditoría especial al proceso de construcción de las plantas separadoras de líquido de Río Grande, en Santa Cruz y Gran Chaco, en Tarija.

En Cochabamba, el directorio del comité de defensa de la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) pide la renuncia de Villegas por licitaciones que violan la Constitución y mientras duren las investigaciones sobre las plantas.

Visiblemente preocupado y molesto con algunos medios de comunicación por los titulares del escándalo, Villegas develó que “todo el proceso de calificación, adjudicación y construcción de las plantas está en auditoría especial desde octubre de 2011, los resultados tendremos de aquí a un mes. Esos resultados pasarán a la Contraloría para su supervisión y asimismo, enviaremos los documentos al Ministerio de Hidrocarburos”.

El anuncio se da luego de iniciado el proceso de investigación, promovido por YPFB, contra dos ex funcionarios (Gerson Rojas y Agustín Ugarte) por enriquecimiento ilícito y uso indebido de bienes del Estado.

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, informó de que el presidente Evo Morales ordenó una investigación y que Villegas “es una persona honesta que tiene toda la confianza del primer mandatario”. Al respecto, la diputada opositora Norma Piérola pidió la interpelación oral del ministro de Hidrocarburos.

Por su parte, el ministro de Hidrocarburos, Juan José Sosa, dijo que pidió a YPFB un informe sobre los procesos de contratación.

Algunos analistas del sector, indican que la auditoría especial es la manera mas astuta de “desinflar” el tema. Recuerdan que el Gobierno maneja la Contraloría y la Fiscalía y sugieren que lo más lógico es lanzar una licitación internacional.

El exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, señaló que “para llegar al fondo de este asunto es con una comisión multidisciplinaria y que dé un golpe de timón para despolitizar YPFB” y el analista energético Bernardo Prado cuestionó “¿qué pasa con los que ofrecieron el soborno para adjudicarse el proceso? ¿YPFB mantendrá una sociedad con ellos?”.

Piden renuncia de Villegas

El Comité de Defensa de la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) demandó ayer la renuncia de Villegas por haber licitado de manera inconstitucional la construcción de la Planta de Urea y Amoniaco de Carrasco y, fundamentalmente, por su presunta responsabilidad en la licitación de los proyectos de separación de líquidos de Río Grande y Gran Chaco, señaló el único director que queda de la EBIH, Fernando Gaya.

El directorio de la EBIH jamás autorizó el traspaso del proyecto urea y tampoco de otros seis proyectos para que YPFB los ejecute, porque la directa responsable de hacerlo es la estatal de industrialización, dijo.

Transparencia investiga Valle Hermoso

La posible compra con sobreprecio de una turbina y sin autorización del directorio, entre otras denuncias surgidas en la Empresa Eléctrica Valle Hermoso (EEVH) S.A., es investigada por la representación regional del Ministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción. Se conoce que la denuncia fue hecha por trabajadores de esa empresa.

El representante regional de Transparencia, Jhonny Ledezma, señaló ayer que si bien la investigación ya tiene un avance de 65 por ciento, todavía falta “cruzar” información.

En mayo pasado, trabajadores de la empresa se declararon en huelga de hambre y sus representantes informaron que la medida fue tomada debido a supuestas irregularidades en la gestión del ahora exgerente general de la empresa, Gustavo Ramos, al que exigían su renuncia.

Los empleados denunciaron además que dos generadoras de electricidad, recientemente instaladas por EEVH para incrementar la oferta de energía, tenían problemas.

Ramos fue sustituido por Jorge Achá Mercado, quien funge como gerente interino desde el 3 de julio pasado, según la tarjeta de registro de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero.

Ledezma señaló que principal dificultad es que el mismo denunciado (Ramos) es quien tiene que brindar datos.

Fuente: El Deber

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.