Una comunidad menonita enjauló a uno de sus miembros por violar las reglas de convivencia tradicional en Belice a 50 kilómetros de Cotoca, Santa Cruz, informó hoy el dia.com.bo. Johan Knelsen fue encerrado por escuchar música y tener celular en 2011 y ahora fue sancionado presuntamente por vincularse con empresarios privados.

El fiscal Guillermo Alonso Claros junto a la policía y un abogado intervinieron la colonia Bélice de la comunidad menonita y procedió a liberar a Johan Knelsen, quien estaba encerrado en una jaula metálica dentro de su propia casa. Los responsables del castigo serán imputados.

Las autoridades liberaron ayer al joven menonita de 22 años que permaneció por más de tres meses encerrado en una jaula, 1,8 x 1,5 metros, como parte de un castigo de miembros de su comunidad por incumplir algunas reglas.

“Nunca más hablar como menona, yo querer hablar solo castellano, trabajar con bolivianos y casarme con una boliviana”, expresaba el joven que hoy circula libre por la ciudad y decidió quitarse el tradicional ‘overol’ que distingue a los miembros de esa comunidad.

El fiscal Guillermo Claros, quien encabezó el allanamiento a la vivienda de la víctima, distante a 50 kilómetros de Cotoca, indicó este viernes que imputarán al padre y a los cómplices por los delitos de privación de libertad y sometimiento a la esclavitud.

Las autoridades informaron que llevarán adelante diferentes operativos en otras colonias a raíz de varias denuncian que indican de la existencia de casos similares de tortura que se estarían aplicando a jóvenes en sus comunidades.

Fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.