Se prevé una limpieza total en cuatro meses

De 30 mil toneladas de macrófitas que, se calcula, existen en la laguna Alalay, en las dos últimas semanas la Alcaldía logró cosechar un 10 por ciento de esta cantidad. A este ritmo de trabajo, la laguna quedaría libre de estos vegetales en algo más de cuatro meses.

Sin embargo, para acelerar la limpieza del espejo de agua, soldados del Comando de Instrucción de Tropas Especiales (CITE), junto a las trabajadoras del Plan Nacional de Empleo (Plane), participan de la cosecha masiva de macrófitas logrando sacar hasta 300 toneladas al día.

“Ya podemos ver espejos de agua que no se veían antes”, dijo el presidente del Concejo Municipal, David Herrada.

Al respecto, los 200 soldados del CITE realizaron el trabajo sin el apoyo de maquinaria pesada y sin los instrumentos especializados para tal propósito.

“El trabajo que realizan en una hora se podría hacer en 10 minutos con maquinaria pesada”, recalcó el director especial de la Secretaría de Protección de la Madre Tierra de la Alcaldía, Germán Parrilla, quien a su vez expresó que esperan el Decreto Supremo para efectuar la compra directa de todo lo necesario para coadyuvar con el Plan de Emergencia.

Para la próxima semana se espera que se incorporen los conscriptos que hacen su servicio militar en la Fuerza Aérea en cumplimiento a un convenio entre las Fuerzas Armadas y el municipio.

La posibilidad es analizada en el Concejo Municipal e incorporaría de manera paulatina a 500 conscriptos aproximadamente.

“Eso se va a analizar el lunes en comisión y esperamos que se apruebe el día martes para colaborar a los soldados por lo menos con refrigerios”, explicó la concejala Isabel Caero, quien además señaló que se facilitaría la utilización de una parte de 1.200.000 bolivianos destinados a este plan.

Este presupuesto consideraría dotar a los soldados de botas, guantes y comida, entre otras cosas elementales en este trabajo de cosecha de macrófitas que se realiza de manera artesanal, con rastrillos, cuerdas y botellas de plástico.

Un buen porcentaje de las macrófitas ya cumplieron su ciclo de vida y comenzaron a descomponerse, poniendo en riesgo a la biodiversidad que circunda la reserva acuífera.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.