Piden que les otorguen personería jurídica

Representantes de 15 mil familias asentadas en las comunidades de Arrumani, Agromin y K’ara K’ara, amenazaron ayer al ejecutivo municipal con bloquear el ingreso al botadero de la ciudad si la Alcaldía no les reconoce su personería jurídica como organizaciones territoriales de base (OTB).

El trámite de reconocimiento está dentro del Plan de Estudio a Detalle (PED), que se encuentra actualmente en la comisión técnica la Alcaldía. Con este trámite, se adecúan estos territorios a los requisitos necesarios para conformar una OTB.

“Estamos de nuevo en las calles por culpa de algunos técnicos que no han dado curso a la aprobación de las planimetrías”, indicó el presidente de las tres mancomunidades, Mario Pinaya.

“Este plan está prácticamente terminado, sólo faltan ajustar algunos detalles, y nos falta llegar a una conciliación con la Universidad Mayor de San Simón”, indicó el director de planeamiento de la Oficialía Mayor de Planificación, Andrés Loza.

El jueves, tanto autoridades del ejecutivo como representantes de los comunarios firmaron un convenio en el que la Alcaldía se compromete a enviar el PED al Concejo Municipal hasta el 23 de julio.

“Hemos pedido un plazo mínimo para remitirlo a asesoría legal, después a secretaría, para su posterior puesta en marcha al Concejo Municipal”, dijo Loza.

Los comunarios recalcaron que están supeditados a las decisiones que sus bases tomen y advirtieron con un cierre del ingreso al botadero de K’ara K’ara.

“Las 24 presidencias de las juntas vecinales involucradas están bajando a consultar a las bases y ellas tomarán la decisión final”, explicó Pinaya.

Loza, por su parte, refutó y dijo que “es imposible enviar inmediatamente porque se trata de un plan, no es algo simple como una carta”, refutó.

Pinaya explicó que esperarán el compromiso del Alcalde por escrito hasta el día lunes; si no llega, recalcó que procederán al cierre del botadero.

El trámite está en proceso

“Hemos realizado el trabajo de entrevistas y recolección de datos, desde hace dos años”, dijo el director de planeamiento de la Oficialía Mayor de Planificación, Andrés Loza.

El funcionario agregó que ha sido un trabajo arduo puesto que al tratarse de asentamientos irregulares, “no planificados”, no se han respetado las áreas de cesión pública, verdes, de equipamiento o las vías no han sido previstas con los roles que van a cumplir en el futuro.

La Universidad Mayor de San Simón se comprometió a ceder terrenos para que estas áreas sean incorporadas a estas OTB y la Alcaldía pueda adecuar todo esto a las normas jurídicas vigentes.

“Por otra parte, también se contó con problemas entre OTB, con el tema de límites, y conflictos con temas de derecho propietario. Es un trabajo extenso y profundo que hemos realizado”, recalcó Loza.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.