Golpiza a una mujer de 8 meses de embarazo

Katy L.O., de 22 años, había comprado una cama a medio uso, sin saber que ese mueble era robado. Cuando su concubino se enteró, le dio una golpiza con patadas en su vientre, pese a que ella estaba con ocho meses de gestación de su primogénito. Las agresiones provocaron la muerte de su bebé.

Katy L.O. compró el mueble el pasado miércoles y ese mismo día su concubino le dio la golpiza al enterarse por sus vecinos que esa cama les pertenecía.

“Fue agredida con una patada en el estómago”, informó el jefe de la División de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), capitán Gredy Montaño.

A pesar de la golpiza, la mujer no acudió inmediatamente a un centro de salud u hospital, con la idea de que nada malo pasaría.

El jueves, Katy L.O. comenzó a sentir un dolor intenso en el estómago y después dejó de sentir las patadas de su hijo en el vientre y recién decidió acudir a un centro de salud.

Katy L.O. llegó al centro de salud Edgar Montaño, al norte de la ciudad, y los médicos le tuvieron que practicar una cirugía de emergencia. El bebé ya estaba muerto.

POLICÍA El personal del hospital de segundo nivel llamó a la Policía.

A las 17:10 del pasado sábado, los policías de la División de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) efectuaron el levantamiento legal del cuerpo del feto.

Según el reporte policial, el feto habría fallecido 36 horas, aproximadamente, antes de la intervención.

Al examen externo del feto, la piel de la pierna izquierda estaba desprendida posiblemente por la maceración, ya que el feto no presenta signos de violencia.

Sin embargo, el informe forense revelará con exactitud las causas del deceso.

La salud de la mujer es delicada y hasta el día de ayer seguía internada.

El capitán Montaño dijo que el concubino de la mujer, Francisco M., de 25 años, será citado a declarar en la Policía.

No se descarta que sea acusado por el delito de aborto que está sancionado en el Código de Procedimiento Penal con una sanción de privación de libertad de uno a tres años de cárcel.

ABORTOS El maternológico Germán Urquidi atiende al día entre tres a cinco casos de mujeres embarazadas con amenaza de aborto.

Entre las causas están: la salud, la edad de la madre, peleas intrafamiliares y el aborto provocado.

Fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.