Fueron recibidos en Santa Cruz como héroes

Kathia Moye Suárez, de 30 años y oriunda del pueblo indígena Sécure, sostiene en el regazo de su brazo izquierdo a Jerjes, de un año y 8 meses. Con su mano derecha sujeta a Johnny (4) y a Kathia (9) Nico Moye, que integran su familia.

Ella, al igual que un centenar de familias nativas de tierras bajas, participó de la IX Marcha Indígena en Defensa del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis). Y ayer estuvieron en la caravana, organizada por el Comité Cívico pro Santa Cruz, en rechazo a la construcción de la carretera por medio del Tipnis.

Los indígenas fueron recibidos como héroes. A las 11:45, salió la caravana de marchistas a la cabeza del presidente de la Cidob, Adolfo Chávez, seguida del club de Willys y vehículos particulares. Durante el recorrido, la gente salía de sus casas y los vehículos tocaban bocina como muestra de adhesión a los indígenas, que rechazan la construcción de la carretera por el Tipnis.

Antes de llegar al centro histórico de la capital cruceña, la columna de la marcha recorrió sobre la avenida Monseñor Rivero, parte de la Uruguay e ingresó por la calle Libertad, donde se observó un emotivo recibimiento.

La gente salió de sus casas, abrazó a los indígenas, les expresó palabras de afecto, incluso algunos regalaron ropa y comida. Después de una hora de caminata, a las 12:45, la columna de la marcha llega la plaza 24 de Septiembre en medio de aplausos, petardos y estribillos, como ¡Que viva el Tipnis! ¡Que vivan los pueblos indígenas! Con abrazos, aplausos y muestras de júbilo, los cruceños dieron la bienvenida.

El líder de la Cidob le emitió un mensaje al Gobierno: “Lo que ocurra en el Tipnis será responsabilidad del Gobierno”, sostuvo Chávez. Según él, los pueblos indígenas han establecido que así como sus hermanos volvieron en un ataúd a sus comunidades de origen, así volverían los funcionarios del Gobierno que intenten pisar territorio del Tipnis.

Después del recorrido por la Plaza Principal, los indígenas recibieron la bendición del Padre Hugo Ara en la Catedral y luego retornaron a la sede de la Cidob, donde hacen vigilia hasta, que esperan a sus compañeros del Sécure para una asamblea que definirá las estrategias de resistencia contra la consulta.

Nazareth Flores Cabaó:

“Yo perdí a mi bebé de dos meses”

Los palazos que recibió en su cuerpo y los gases lacrimógenos que tragó durante la represión policial en Chaparina, en la VIII Marcha Indígena en Defensa del Tipnis, ha marcado su vida para siempre. El bebé de dos meses y medio que llevaba en sus entrañas falleció y ella misma casi pierde la vida. Ese nefasto episodio que vivió, la motivó a seguir luchando.

El testimonio de Nazareth Flores Cabaó, de 42 años, deja en evidencia de que sí hubo un muerto por la represión policial de Chaparina.

Flores Cabaó ahora es la presidente de la Central Indígena de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB) y estuvo a cargo de la secretaría de la IX Marcha. Asegura que la columna de la IX Marcha ”le quitó la máscara de indígena al Gobierno”. “Nos hemos dado cuenta que Evo Morales no quiere a los indígenas del Oriente, me siento decepcionado del Gobierno”, dijo la dirigente indígena, que al igual que otros líderes de tierras bajas, fue formada por el ahora ministro de Gobierno, Carlos Romero. “Fue mi maestro durante dos años y él me enseñó a defender mis derechos pero el poder lo ha cambiado”, dijo.

Fuente: El Día

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.