Hoy se reúnen con el presidente Morales

La política de nacionalización que Bolivia y Argentina llevan adelante fue defendida ayer por la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, durante su discurso en la cena ofrecida anoche por el presidente Evo Morales en su honor, en esta ciudad.

Fernández llegó a Cochabamba a las 17:05 de ayer y fue recibida por el canciller, David Choquehuanca. Para hoy está prevista una reunión bilateral con Morales para abordar temas relacionados con los hidrocarburos, la situación de los migrantes bolivianos en su país, la cultura y la integración regional, entre otros, informó la embajadora de Bolivia en Argentina, Leonor Arauco.

Anoche, Fernández ponderó el hecho de que los países quieran manejar sus recursos naturales con una política de “ganar-ganar”, en la que ganen los que inviertan; pero también los propietarios de la riqueza natural.

“Hoy, el mundo debe comprender que los países quieren manejar sus recursos naturales y ser una política de ganar-ganar. (Es decir) que ganen los que invierten y que ganen también los que son propietarios de los recursos naturales, que en definitiva son los pueblos, no es Evo Morales ni es Cristina Fernández de Kirchner”, dijo.

Así justificó la nacionalización del 51 por ciento de las acciones que la española Repsol tenía en Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Argentina, llevada a cabo por su Gobierno hace algunos meses. “Es imposible venir (a explotar) con las técnicas del pueblo de los tiempos de la colonia, donde extraían la mina de Potosí y se llevaban las cosas sin dejar nada”, dijo.

En otros temas, Fernández también dijo que el mundo vive hoy un “narcocapitalismo” que privilegia los beneficios del sector financiero y como consecuencia de esto se presentan “caídas en cadena”.

También destacó el concepto de “Vivir bien”, mencionado por Choquehuanca y dijo que ése debería ser uno de los objetivos de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“Corren nuevos vientos y vienen también nuevos tiempos, el desafío es que nuestros pueblos y nuestras sociedades sean protagonistas”, afirmó.

Presidenta llama a defender democracia en la región

Cochabamba | ANF

La presidenta argentina Cristina Fernández, quien realiza un visita oficial a Bolivia, aseguró ayer que los países de la región deben defender con “uñas y dientes” los intentos de destituir a gobernantes que han sido elegidos democráticamente.

Durante la cena de honor que le ofreció anoche el presidente Evo Morales, afirmó que la región ha vivido “momentos difíciles” y que los gobiernos del continente esperan que “se restablezca la democracia en Paraguay” para que este país vuelva a ser miembro pleno del Mercosur. “Mi presencia aquí en Cochabamba obedece a que nadie se confunda y que todos estemos unidos, no defendemos a gobiernos o a personas sino a la voluntad popular y que los pueblos se expresen libremente en comicios libres”, dijo.

Fernández y Morales destacaron el rol de organismos regionales como el Mercosur, Unasur y la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños).

Cronología de la llegada de Cristina Fernández

16:00 Efectivos policiales solicitan a visitantes y periodistas de varios medios de comunicación, abandonar la terraza del aeropuerto Jorge Wilstermann para luego cerrarla “por cuestiones de seguridad”.

17:00 Faltando pocos minutos para la llegada del avión presidencial de Argentina, los funcionarios de la Cancillería aún no habían entregado credenciales a un 50 por ciento de los periodistas acreditados con dos días de anticipación.

17:10 El avión presidencial de la primera mandataria argentina, un Boeing 757 con capacidad para 50 pasajeros, arribó al aeropuerto de Cochabamba después de tres horas y cuatro minutos de vuelo directo entre Buenos Aires y Cochabamba.

17: 12 Alrededor de 300 soldados del Regimiento Colorados de Bolivia, ataviados con su uniforme histórico, chaqueta roja y pantalón crema, se alinearon para recibir a Fernández

17: 15 Fernández, viuda de Néstor Kirchner, llegó vestida de luto y fue recibida por el Canciller, David Choquehuanca. También estuvieron presentes el Gobernador, Edmundo Novillo, y el alcalde, Edwin Castellanos. Llegaron con Fernández el ministro argentino de Planificación, Julio De Vido; el canciller argentino, Héctor Timerman; el secretario de Energía, Roberto Barata y el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro. También estuvo presente el nuevo embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro.

17:17: Junto al Comandante del Regimiento Colorados de Bolivia, Fernández pasó revista militar y saludó a viva voz a los miembros del regimiento.

17:20 Las autoridades de ambos países, a su turno, entonaron los himnos nacionales de Bolivia y Argentina. El canciller boliviano con el puño izquierdo en alto y la presidenta argentina con la mano derecha sobre el pecho.

17:25 La presidenta argentina, saludó al público presente en el aeropuerto y manifiestó que “estar aquí, también es estar un poco en la Argentina y ustedes lo saben”.

17: 27 El Alcalde de Cochabamba, Edwin Castellanos, entregó las llaves de la ciudad y la ordenanza municipal que declara huésped ilustre a la primera mandataria argentina.

17:30 Fernández abandonó por un momento la tarima instalada en el aeropuerto para observar a un conjunto folklórico que le regaló una tarqueada y una sicureada.

17:32 Junto a su comitiva oficial, abandonó la cápsula de seguridad rumbo al Hotel Cochabamba.

Apuntes

Regalos para Cristina

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández recibió ayer varios regalos, entre ellos una manta azul de parte de la Federación de Mujeres Bartolina Sisa, un casco de la Federación de Mineros y un sombrero chaqueño.

En la cena ofrecida en su honor anoche, Fernández se sentó al lado del presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García.

Ella cantó durante algunas actuaciones de los artistas bolivianos que amenizaron el evento.

Trato desigual a la prensa

Los periodistas bolivianos recibieron un trato desigual respecto a los periodistas que llegaron de Argentina, quienes tenían libre acceso a los salones del hotel Cochabamba.

El maltrato también se hizo evidente de parte de la embajadora de Bolivia en Argentina, Leonor Arauco, quien después de varias horas de solicitarle una entrevista, recién por la noche atendió a la prensa boliviana.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.