El proyecto de Ley Marco “Agua para la Vida” podrá reducir los conflictos por agua para riego protagonizados por las comunidades. El secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Regantes de Cochabamba (Fedecor), Carlos Camacho, dijo que los principales problemas se deben a que algunas comunidades no dejan pasar el agua a otras zonas que también requieren del recurso.

El artículo 52 establece condiciones de uso del agua para la producción agropecuaria de alimentos.

Dispone establecer acuerdos con usuarios de la cuenca y aprovechar las fuentes de agua de manera concertada con los usuarios de la cuenca; respetar y concertar con las comunidades y usuarios de la cuenca, sobre el acceso y aprovechamiento de las fuentes de agua y no afectar los derechos de otros usuarios del agua, respetando los usos y costumbres, autoridades locales de las organizaciones indígena originaria campesinas, comunidades interculturales y afrobolivianos sobre el derecho, manejo y gestión sustentable del agua.

El ministro de Medio Ambiente y Agua, Felipe Quispe, se reunió ayer con representantes de la Fedecor, de la Gobernación y de la empresa Misicuni para socializar la ley.

El sustento de la ley es el derecho del agua para la vida: biodiversidad, forestal, consumo humano y alimento. “Tiene que ver con la soberanía y seguridad alimentaria y los deberes del Estado con planificación de inversiones”, finalizó.

fuente: opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.