Los choferes sindicalizados y el presidente Evo Morales sellaron este lunes, en el Palacio de Gobierno, un pacto que permitirá renovar el parque automotor de servicio público inicialmente en la ciudad de La Paz, mediante un crédito de 100 millones de dólares y que ha hecho que los transportistas anticipen que en las próximas elecciones presidenciales votarán por Morales.

El acuerdo fue firmado por dirigentes de los chóferes y autoridades del Estado en un acto que se desarrolló en el Palacio Quemado. El ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, aseguró que serán las federaciones La Paz y El Alto, las que se encargarán de definir los requerimientos para la adquisición de los buses.

“Una vez definidas las características técnicas de los vehículos el gobierno enviará una carta a la embajada de China para que los transportistas viajen a verificar con las empresas las características económicas, financieras y técnicas de estos vehículos”, declaró.

Según la autoridad, se debe trabajar en un proceso de licitación para analizar las alternativas más rápidas que posibiliten la adquisición de hasta dos mil buses, cada uno con capacidad de 30 a 42 pasajeros sentados

“El gobierno para este caso específico va tramitar 100 millones de dólares de crédito de la República de China y la posibilidad de adquirir 2.000 vehículos; esto va permitir la renovación del parque automotor de vehículos grandes en la ciudad de La Paz”, dijo el ministro.

Sánchez aseguró que los mecanismos de asignación de los créditos se realizará a través de un intermediario financiero garantizando el repago a través de un dispositivo electrónico.

En el acuerdo se establece que se debe eliminar la intermediación en las empresas chinas para evitar que estas puedan tener ganancias sin haber trabajado en la construcción de los equipos. Se ha establecido que el “costo prototipo” pueda estar entre 50 mil y 80 mil dólares. El Estado deberá asumir el liderazgo para buscar a los fabricantes en la China para evitar la intermediación.

Se ha establecido el programa de la chatarrización, con el fin de disminuir la contaminación. “Se propone establecer un programa de chatarización, que el Estado va adquirir estos vehículos para desactivarlos, los costos de adquisición de estos vehículos van a servir como cuota inicial para la inversión, para la compra de estos nuevos vehículos”.

El compromiso de los chóferes

De su lado, el ejecutivo de la Confederación de Chóferes de Bolivia, Franklin Durán, agradeció los esfuerzos del gobierno para la renovación del parque automotor público y comprometió el apoyo del sector a la actual gestión ya que este crédito se ampliaría para sus afiliados a nivel nacional.

“El día de ayer nos lo ha dicho, que se va ampliar este crédito al sector del transporte nacional. Hay mucho camino por recorrer, seguramente después del 2015 vamos necesitar otros créditos más señor Presidente, así va ser, porque los transportistas no lo vamos a abandonar y eso lo digo con certeza, con la seguridad de que nosotros lo hemos visto en las calles, en la poblaciones donde trabajamos como transportistas”.

Fuente: opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.