La Comisión de Fiscales, que investiga el escándalo de corrupción en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, inspeccionó durante la media jornada hoy el hotel Cortez en busca de documentos que demuestren los nexos que tuvieron los funcionarios jerárquicos de la estatal petrolera acusadas de hecho de corrupción, después de tener conocimiento de que uno de los detenidos sostuvo varias reuniones en instalaciones de este hospedaje.

La asesora legal de la estatal petrolera, Mónica Ramírez, anunció que solicitará el traslado a la ciudad de La Paz de la exsecretaria de la empresa argentina AESA, Brenda Avilés, que se encuentra detenida en la cárcel de Palmasola, debido a que la detenida tiene un contacto directo con uno de los involucrados del supuesto acto de corrupción, Gerson Rojas y estaría obstaculizando las investigaciones.

“La comisión de Fiscales ha solicitado la verificación del registro de las personas que estuvieron hospedadas, queremos determinar los nombres de las personas que estuvieron alojadas en algunas fechas, que no les puedo dar por estrategias de investigación. Algunas de las personas que están detenidas estuvieron alojadas en este hotel, por eso vamos a investigar qué fechas y con quiénes se han reunido, sabemos que se han reunido con al menos cinco personas, ellas luego serán citadas”, dijo.

Marcelo Oña, fue aprehendido en la capital cruceña el pasado fin de semana, y es acusado de una supuesta adquisición ilegal de un terreno de 469 hectáreas para la construcción de la Planta de Separación de Líquidos Gran Chaco, que se está construyendo en Yacuiba.

La audiencia cautelar del exasesor legal de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Marcelo Oña, está fijada para las 16:30 horas de esta jornada en el juzgado primero de instrucción en lo penal, así lo informó el fiscal Candido Blanco, quien forma parte de la comisión de investigadores.

Los abogados Marcelo Oña y Clibert Villalba, asesores legales de la Gerencia Nacional de las plantas separadoras de líquidos, fueron detenidos el sábado y domingo asados por la supuesta compra de terrenos para la instalación de la planta de separación de líquidos Gran Chaco, que se construye en Yacuiba, por un valor de 8.8 millones de bolivianos sin que estas tierras estuvieran saneadas como lo demandan las normas del Estado. Oña.

El fiscal asignado al caso, Carlos Candia, los imputará por los delitos de enriquecimiento ilícito y contratos lesivos al Estado. De esta manera, el supuesto caso de corrupción en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), sigue sumando detenidos.

CINCO DETENIDOS: Con estas dos nuevas capturas a son cinco los funcionarios de YPFB detenidos. Estas dos personas se suman a la detención de Gerson Rojas, exgerente Nacional de Plantas Separadoras de Líquidos de YPFB; Brenda Avilés, ex responsable de la Unidad de Medio Ambiente de Astrad Evangelista SA (AESA) y hermana de Vanessa Aviles, enamorada de Gerson Rojas y funcionaria de YPFB, además de Agustín Ugarte, ex director de proyectos Gran Chaco y alto miembro de la comisión calificadora de la estatal petrolera.

Los dos primeros se encuentran en el penal de Palmasola, mientras que el último está recluido en el penal de máxima seguridad Chonchocoro.

Fuente: Anf

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.