El embajador sirio en Emiratos Árabes Unidos, Abdelatif al Dabag, desertó este miércoles y renunció a su cargo al frente de la legación de su país, informó una fuente cercana al diplomático y un dirigente del Consejo Nacional Sirio (CNS), la principal agrupación opositora en el exilio.

La fuente cercana a Al Dabag señaló a Efe en Emiratos que el embajador había tomado la decisión desde hacía tiempo y que esperaba el momento adecuado para hacerlo en paralelo a su esposa, Lamia al Hariri, representante diplomática siria en Chipre, que esta semana se unió a las filas de la oposición.

La fuente agregó que la pareja tiene intención de aparecer en breve en un programa de televisión para confirmar su deserción.

El dirigente del CNS, Mulhem al Derrubi, dijo a Efe desde Arabia Saudí que Al Dabag y Al Hariri se han adherido a la oposición siria y que se “han alejando de este barco que se está hundiendo y del régimen corrupto”.

Al Dabag sería el tercer diplomático sirio que deserta tras Al Hariri y el embajador sirio en Bagdad, Nauaf al Fares, que anunció el pasado 11 de julio su defección del régimen de Bachar al Asad por “las terribles masacres” cometidas.

Anoche, el general de brigada Manaf Tlas, perteneciente al círculo más próximo de Al Asad, confirmó en un vídeo emitido por Al Arabiya su deserción, en su primera aparición pública desde que abandonó el país a principios de este mes.

“Os hablo como un miembro desertor del Ejército sirio que renuncia a la violencia criminal”, dijo Tlas, oficial de la Guardia Republicana e hijo del exministro de Defensa Mustafa Tlas, considerado uno de los hombres de la vieja guardia del fallecido presidente Hafez al Asad, padre de Bachar al Asad.

Fuente: El pèriodiquito

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.