Efectivos de élite de la Policía iniciaron ayer búsquedas en el norte de La Paz, en la frontera de Bolivia con Perú, en coordinación con autoridades y equipos de seguridad del vecino país para dar con la banda que el domingo pasado atracó dos buses en Apolo, según el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

“Se están realizando varios operativos y acciones de rastrillaje en coordinación con el agregado policial, Ministerio del Interior y la Embajadora de Perú en Bolivia (Silvia Alfaro), para obtener información clara y lo más rápido posible sobre el atraco de los buses”, informó en una improvisada rueda de prensa.

En tanto, Álvarez, según reproduce la agencia ANSA, informó que envió a sus “investigadores más experimentados” a la región de Escoma, donde en la madrugada del domingo se produjo un poco habitual asalto armado a los buses Altiplano y Lecos, en la ruta La Paz-Apolo, que dejó un muerto y varios heridos por bala.

La Policía presume que entre los pasajeros había gente que transportaba oro que se produce en la región o cocaína procedente de Perú, y confía en “recolectar testimonios, huellas y todo lo que sirva para investigar el atraco”. Tampoco se descarta un grupo terrorista. La agencia oficial ABI, al referirse al atraco, habló una banda “tal vez vinculada al maoísta Sendero Luminoso”. Sin embargo, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, se inclinó por la hipótesis de una banda de atracos comunes.

Las autoridades de Gobierno, sin embargo, no tienen, por ahora, ningún detenido (los tres con que contaba fueron liberados ayer), pista ni identikit, pues, según la Policía, los delincuentes se ocuparon de hacer bien su trabajo, amedrentando a los pasajeros para que no los miren.

Asimismo, el estudio balístico que se ejecuta desde ayer en el interior de los buses en instalaciones de la Universidad Policial (Unipol) de Següencoma (La Paz) podría arrojar sus primeros resultados este jueves.

Los técnicos verificaron la existencia de varios orificios. Uno de los disparos mató al pasajero Justo Ángel Galileo, de 48 años.

Los otros impactos hirieron a ocho personas, incluido el conductor de Trans Altiplano.

Un reporte de la red PAT adelantó haber descubierto un casquillo de 9 milímetros que presuntamente devela que los delincuentes utilizaron armamento de la Policía peruana. El Gobierno Nacional no se pronunció sobre este reporte.

También se supo que los atracadores buscaban un botín de 100.000 dólares que traían de Apolo los miembros de la cooperativa aurífera Suches para la compra de un vehículo en La Paz.

La Policía reportó que ese dinero no fue hallado en los buses, sino en una camioneta que llegó con demora al sitio del atraco.

ABRIRÁN PUNTOS DE ACOPIO DE ORO

• La Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas (Ferreco) anunció el martes la instalación de puntos de acopio de oro en varios yacimientos del departamento de La Paz para prevenir nuevos atracos. “Estamos poniendo oficinas de rescate en las diferentes zonas de producción”, declaró el presidente de Ferreco, Edmundo Polo.

• Anunció, además, la apertura de cooperativas de ahorro y crédito en todas las zonas productoras de oro que hay en La Paz para evitar que los mineros sean víctimas de los delincuentes.

• El gobernador de La Paz, César Cocarico, informó que se solicitará el incremento de soldados en los puestos militares en las regiones que atraviesa la carretera La Paz-Apolo.

• El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, informó que en 20 días aproximadamente se implementarán dos puestos móviles de control policial en la región de Apolo.

• “Se han firmado contratos con una empresa que forma parte del grupo de las Fuerzas Armadas que está construyendo varias unidades de retenes móviles que se entregaran en unos 20 días”, dijo Pérez.

Fuente: Apg

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.