El titular de las Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Faustino Flores, confesó en la Asamblea Nacional que fue presionado por el presidente Evo Morales para que apoye al directorio paralelo de la Confederación Nacional de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) a cambio la dirección ejecutiva del Fondo de Desarrollo Indígena, Originario Campesino (Fondioc), informó el representante de la capitanía Takovo Mora, Lidio Meriles.

El indígena dijo que Flores contó que el propio Morales lo llamó para reclamarle inicialmente por qué no firmó la convocatoria para la Gran Asamblea Nacional de Pueblos Indígenas (Ganpi) y así desconocer a Adolfo Chávez, como presidente de la organización indígena, además de su directorio.

“El presidente lo que nos ha informado es que sí ha tenido presión departe del Presidente (Evo Morales), que lo ha llamado por lo que no ha firmado la convocatoria para la Gran Asamblea. Para mí lo ha chantajeado y le dijo ‘si tu no firmas yo no posesiono para el director del Fondo Indígena (a un guaraní)’”, señaló Meriles a radio Parapetí de Erbol.

Presión

La vicepresidenta de la APG, Edith Cuarto, corroboró la versión de Lidio Meriles e indicó que Faustino Flores se vio obligado a revelar el condicionamiento que recibió departe del Primer Mandatario, porque fue presionado por los representantes de las 26 capitanías que querían saber de las razones por las que firmó la convocatoria a la Ganpi sin consenso con sus bases.

“Los hermanos han presionado para que confiese por qué ha firmado y él ha dicho que ha sido condicionado por el gobierno, por el Presidente”, declaró Cuarto a la Agencia de Noticias Indígenas de Erbol.

Este medio digital intentó contactarse con la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, para tener la contraparte sobre la acusación contra el Jefe de Estado, pero la funcionaria pública dijo que la volviéramos a llamar porque estaba en una reunión con Evo Morales.

Fuente: Erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.