El jefe de la división de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, Adolfo Cárdenas, aseguró que existen avances importantes en las investigaciones que se llevan adelante para esclarecer el atraco a los dos buses en la ruta La Paz-Apolo (frontera con Perú), que se registró la madrugada del domingo.

Anunció un informe completo en unos 20 días. Antes de este tiempo, dijo que no se darán datos, para no entorpecer las pesquisas.

Cárdenas dijo que se han recopilado elementos como los casquillos de las balas disparadas por las armas usadas en el atraco, huellas de los motorizados que usó la banda delincuencial para huir del lugar, las declaraciones de las víctimas y los “identikits” (retratos hablados) de los atracadores.

“Con sólo encontrar casquillos (de bala), no se puede decir que pertenece a alguna institución u organización, esto se podrá determinar una vez que nuestros peritos en balística den a conocer su informe, ahí se precisará el calibre y la procedencia de las armas”, señaló en referencia al hallazgo de un casquillo presuntamente de munición utilizada por la Policía peruana.

Recordó que la investigación la realizan especialistas en el área, en coordinación con la Policía Internacional (Interpol) de Perú, para obtener mayor información del hecho.

“Las investigaciones que se vienen desarrollando sobre el ilícito es por robo agravado, porque el móvil ha sido sustraer las pertenencias de las víctimas que se encontraban en el bus, y por homicidio, debido a que en el hecho se registró el deceso de un pasajero por el impacto de una bala”, dijo.

La madrugada del domingo pasado, dos buses de transporte de pasajeros que salieron de Apolo hacia la ciudad de La Paz fueron interceptados por al menos una veintena de sujetos armados que dispararon contra los vehículos y los pasajeros. El Ministerio de Gobierno informó que se manejan dos hipótesis sobre los posibles autores: terroristas y banda delincuencial.

Mayor control

El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, informó ayer que se reforzó el control en la frontera con el Perú y la ruta, con mayor número de policías, y por el momento, se incorporó efectivos en cada bus que transita esa ruta.

“De manera paralela, se desplazarán efectivos de Inteligencia, funcionarios encubiertos, con el fin de poder visualizar quienes estarían comprometidos con este tipo de hechos criminales”, dijo en entrevista con RTP.

Dijo que en esa zona fronteriza existían 37 funcionarios de la Policía, pero ahora están 67. “Un grupo especializado se ha trasladado con armamento largo y corto al lugar, no podemos exponer la integridad física de los personeros de la Policía frente a gente que cuenta con armamento pesado”, manifestó.

Fuente: Anf

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.