Tras dos años de espera, el alcalde de Cercado, Edwin Castellanos, reanudó ayer la construcción del túnel de El Abra, que permitirá aliviar el tráfico vehicular del transporte pesado en el sector sur del municipio. Asimismo beneficiará a la población de Sacaba que tiene mucho tráfico vehicular.

Esta obra demandará un costo de 40 millones de bolivianos, financiados por el Gobierno. La duración de la construcción del túnel será de 360 días y está a cargo de la empresa constructora ICE-Ingenieros.

Además de Castellanos, participaron de la inauguración el arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, concejales de Cercado, representantes de Sacaba y vecinos de los dos municipios.

El túnel tendrá un largo de 460 metros, contará con pavimento rígido y un moderno sistema de iluminación, además de disponer de señalización horizontal y vertical, sistema de ventilación de gases tóxicos emanados por los vehículos, zona de aparcamiento, sistemas de altavoces y casetas de control.

Según Castellanos, esta vía alternativa permitirá desviar el tráfico pesado del centro de la ciudad, reduciendo el congestionamiento vehicular y los niveles de contaminación

El Alcalde lamentó que el trabajo no haya sido plasmado en anteriores gestiones, y mucho más considerando que el financiamiento fue aprobado en 2009 para que este importante proyecto sea consolidado.

Este túnel se unirá con la avenida Guayacán, de la zona sur, la que —según el Alcalde— será entregada en septiembre, y que será la vía que permita consolidarse como alternativa de paso de las avenidas y calles que están saturadas de tráfico pesado y liviano.

Bendición

En la inauguración, el arzobispo Solari bendijo a los trabajadores para que tengan éxito en el trabajo que desempeñarán para el emplazamiento de esta obra que pretende ser una de las de mayor impacto social en la provincia de Cercado. El representante de la empresa adjudicataria de la obra ICE-Ingenieros, Óscar Salinas, explicó que para la apertura del túnel se empleará el sistema denominado “de voladura y perforación”.

“Es un método que va despacio, que va lento, porque se va a ir incorporando en la roca elementos explosivos para ir abriendo con mucho cuidado, puesto que se precisa tener cuidado en el tema estructural”, sostuvo.

El ejecutivo explicó que los estudios de vialidad del proyecto determinaron que la estructura tendrá la circulación inicial de unos 2.000 vehículos por día, pero se prevé que el número subirá de 4.000 a 5.000 en el transcurso de los años.

Prioridad de la gestión

Según el oficial mayor técnico del municipio de Cercado, Sergio Rodríguez, este proyecto se ha constituido en una de las prioridades de la actual gestión de Edwin Castellanos, considerando que el tráfico en Cochabamba está en constante crecimiento.

Rodríguez dijo que se cumplieron instrucciones brindadas por el alcalde del municipio de Cercado, Edwin Castellanos, motivo por el cual se procedió a realizar ajustes al proyecto inicialmente presentado, debido a que hubo la necesidad de hacer estos cambios a las medidas de seguridad, alcances del proyecto, calidad del material, planificación y otro tipo de detalles que retardaron su conclusión.

Por ese motivo, Rodríguez sostuvo que se cumplieron con los plazos, procedimientos, normas y todo lo referente a instancias administrativas. El objetivo principal de esta obra es que sea no solamente un túnel que permita el desfogue del tráfico pesado, sino que también brinde la mayor seguridad posible a los transportistas. La entrega de obras en el sector del túnel de El Abra se estima para el 20 de julio de 2013,

El presidente de la OTB dea zona, Lucio Rojas, expresó su complacencia por el inicio de obras.

Fuente: Los tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.