La celebración eucarística de ayer estuvo marcada por palabras de agradecimiento, alegría y aliento para el cardenal Julio Terrazas Sandoval, que el 29 de julio conmemoró 50 años de vida sacerdotal.

Basándose en la lectura bíblica central de los cinco panes y dos pescados multiplicados por Jesús para saciar el hambre de 5.000 personas, el Cardenal exhortó a todo el pueblo boliviano, durante la homilía dominical celebrada en la Catedral, a compartir y demostrar actos de generosidad.

“Éste es uno de los momentos en nuestra historia en Santa Cruz y en Bolivia para ser capaces de compartir. El Señor mismo no quiso parecer como un multiplicador mecánico de víveres, como se hace en muchos lugares con una frialdad, con una manera de crear nuevas dependencias. El Señor quiere que se comparta, no sólo los que tienen demasiado, sino también el que tiene poco”, expresó Terrazas.

Agregó que este evangelio debe ser escuchado por todos. “Cómo cambiarían las relaciones entre las personas si hubiera gestos de cercanía para saciar el hambre, pero no sólo el hambre física, sino también el hambre de verdad; el hambre de justicia, en medio de tantas injusticias; el hambre de la verdad, en medio de tanto odio; el hambre de buscar a Dios, en medio de pensamientos que se oponen a su presencia o gente que no quiere que se hable de él, porque este Dios en el que creemos es un Dios que convoca, que habla y no es un objeto que lo podemos meter en el bolsillo y hacer con él lo que queramos”, resaltó.

También habló a los sacerdotes, indicando que la Iglesia es el reflejo de ellos. “Si el sacerdote es el apóstol, es el misionero, es el discípulo del Señor, entonces tendremos una Iglesia discípula, misionera, de la Pascua y del reino de Dios”.

Tampoco se olvidó de los feligreses y de los responsables de conducir esta región, a quienes invitó a que se dejen iluminar con la palabra del Señor, a que se animen a hacer de las estructuras del pueblo, estructuras de hermandad, donde todos se respeten y ninguno se sienta perseguido por el otro.

A las 8:30, acompañado de obispos que llegaron desde Alemania y de otras regiones del país, además de sacerdotes y religiosos de otras diócesis del departamento cruceño, el prelado ingresó al atrio de la catedral vistiendo la tradicional mitra y casulla.

Papa resalta labor de Terrazas

La lectura de la carta enviada por el papa Benedicto XVI también formó parte de la misa. En ella el santo padre resalta la labor del Cardenal. Además, destaca su espíritu inquebrantable en busca de justicia, paz y libertad para el pueblo de Dios. Al finalizar la lectura del mensaje papal surgieron muchos aplausos de los fieles y autoridades que participaron de esta celebración.

A este reconocimiento se sumaron otras autoridades religiosas, como Jesús Pérez, obispo de Sucre, quien resaltó los largos años de servicio del Cardenal. No faltaron las palabras de agradecimiento de Terrazas para los obispos de la Iglesia boliviana.

También hizo un reconocimiento a la congregación redentorista, donde dijo que aprendió que el sacerdocio no es sólo echar discursos, sino escuchar el discurso del pueblo para elevarlo a Dios.

Fuente: erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.